Esta última semana murieron cuatro personas, tres en Zulia y una en Lara. Requerían diálisis. Las unidades colapsaron por falta de insumos. El ministro de Salud, Luis López, anunció la distribución de 15.000 filtros.

Caracas. Desde hace un año, los pacientes renales, por diversas vías, vienen denunciando que por la escasez de insumos y medicinas sus vidas se acortan. En seis claves, Crónica.Uno explica lo que está pasando con los pacientes renales:

  • Una muerte anunciada: Desde hace tres años, Codevida —la coalición de organizaciones que velan por el derecho a la salud— viene denunciando las carencias de insumos. Hubo interrupciones en las unidades de diálisis por la falta de agua en algunos casos, de filtros en otros y de medicamentos. De hecho, las terapias bajaron de cuatro horas a dos interdiarias.
  • 2018 colapso total: A pesar de las denuncias, las tomas de calle y las cartas enviadas al Ministerio de Salud, en enero se paralizaron las unidades de diálisis. La última semana, 32 de los 129 centros de hemodiálisis en el ámbito nacional no prestaron atención. Pacientes renales de Guárico, Lara, Portuguesa, Barinas, Zulia, Táchira, Mérida, Aragua, Anzoátegui, Apure, Aragua, Miranda y Distrito Capital quedaron acéfalos y con la vida pendiendo de un hilo.
  • Mueren cuatro: Esta última semana, el fallecimiento en 24 horas de dos pacientes en Zulia causó alarma. Pero la semana pasada terminó con el saldo de cuatro decesos: tres en Zulia y uno en Lara. Este último fue el padre Nermis José Bolaños, de la parroquia San José en la Arquidiócesis de Barquisimeto. Pacientes y familiares en la ciudad tomaron las calles en protesta. En respuesta, fueron atacados a tiros. Luego se anunció la llegada de 456 dializadores a la Unidad de Diálisis Barquisimeto, que solo alcanzaban para dos días. A la cifra se suman los siete pacientes fallecidos en el J. M. de Los Ríos en 2017 por contaminación en la unidad de diálisis.
  • No se tomaron medidas: Ante las denuncias de Codevida, ahora las unidades —que atienden a 16.000 pacientes renales— no tienen los filtros. Tras las muertes, el ministro de Salud, Luis López, anunció la llegada de 15.000 unidades, uno por paciente. Pero hace dos días de nuevo se realizó una protesta en Mérida. Los pacientes no ven soluciones en la unidad de diálisis. Los filtros que llegaron alcanzan para un día de terapia. Se corrió la información de que el Gobierno aprobó 12,3 millones de euros para comprar los materiales esenciales para diálisis, hemoderivados y reactivos para bancos de sangre.
  • País crónico: Además de los 16.000 pacientes renales, en el país hay 30.000 pacientes crónicos y 77.000 con VIH que viven de mengua por la falta de medicamentos que se agudizó este 2018, principalmente en las farmacias de Alto Costo del Seguro Social.
  • Protesta en puertas: Para este jueves 8 se está organizando una concentración en la plaza Alfredo Sadel, en Las Mercedes, a partir de las 10:00 a. m. Es un evento por la vida. #No queremos morir, es el lema.
Lee también
Familiares esperan liberaciones en El Helicoide tras anuncios de Maduro

Foto: Archivo Crónica.Uno



Participa en la conversación