Los integrantes del grupo se encargaron de organizar a las decenas de personas impacientes por adquirir el pan al precio por ellos impuesto.

Caracas. Integrantes del Colectivo Catedral Combativa tomaron en horas de la tarde de este miércoles las panaderías aledañas a la Plaza Bolívar para obligarlas a vender el pan a 180 bolívares por barra.

Largas colas de al menos 150 personas se formaron en las afueras de panaderías ubicadas frente a la Catedral de Caracas y la Asamblea Nacional para adquirir el producto, cuyo precio fue reducido drásticamente por los integrantes del grupo que opera en el centro de Caracas.

Algunos de los hombres —que portaban chaquetas bordadas con el nombre de la organización y otros vestidos de rojo—, se encargaron de pedir orden a la multitud y entregar números, mientras que otros más impidieron el paso de los clientes que buscaban adquirir otros productos.

En una de las panaderías en las que había una cola, dos hombres —uno de ellos en silla de ruedas— se acercaron a los ciudadanos y les gritaban que el precio del pan había bajado y que esperaran por los colectivos.

El costo que impusieron está basado en el precio máximo de venta notificado por la Superintendencia de Precios Justos (Sundde) en septiembre del año pasado. “El pan canilla tiene un costo de 100 bolívares y el campesino, de 180 bolívares. El peso de la canilla no puede ser menor a 130 gramos y el del campesino debe ser de 250 gramos. El precio del pan francés es de 50 bolívares por unidad y su peso no puede estar por debajo de los 50 gramos”, declaró en aquella oportunidad William Contreras, superintendente nacional para la defensa de los derechos socioeconómicos.

El pan se ha encarecido por la ausencia de harina de trigo y de otros insumos, que cuando aparecen tienen altos precios.

Lee también
Colectivos le caen en cayapa a trabajadores de la salud

Los panaderos han comentado que para mantener los costos operativos se necesita que el pan canilla cueste al menos 400 bolívares. Aparicio González, un trabajador de una panadería en La Candelaria, contó que “nos llega harina subsidiada pero por sacos pequeños y tenemos que complementar consiguiendo el resto por otras vías”.

Esta miércoles, el ministro de Alimentación, Rodolfo Marco Torres, dijo en un comunicado que las empresas procesadoras cuentan con suficiente trigo panadero. No obstante, los empresarios han indicado que el suministro estatal es irregular y, por ello, la crisis.

Foto referencial: Mariana Mendoza.



Participa en la conversación