Si bien representantes del gobierno insiste en que el registro tiene como objetivo simplemente “actualizar datos de los comercios”, el gremio del sector advierte que probablemente el ejecutivo busque contabilizar cuántos de ellos aún se encuentran operativos. Mientras tanto, las dudas son el orden del día en el cine Cipreses, pues la convocatoria no fue del todo clara.

Caracas. Desde el lunes 22 de octubre y hasta hoy se lleva a cabo, en las instalaciones del cine Cipreses de la avenida Lecuna, un operativo conjunto entre Sunagro, Sundde y Sencamer con el fin de “actualizar los datos” de comercios adscritos a dichos organismos. Funcionarios presentes en la jornada de registro o censo negaron que el mismo tenga un fin distinto al divulgado por el Ministerio de Comercio Nacional ( actualizar datos de los comercios).

Pese a que tanto dicho ministerio como los diferentes organismos involucrados divulgaron desde el domingo por sus redes sociales el cronograma que especificaba a qué sector del comercio le correspondía ir cada día, el común denominador durante toda la semana fue la improvisación. Un grupo de personas consultadas por Crónica.Uno,en visitas al lugar, se enteraron del operativo gracias a los mensajes de texto masivos que fueron enviados por la compañía estatal Movilnet que simplemente invitaban a comerciantes en general a acercarse a las instalaciones del Cipreses.

De acuerdo al calendario publicado por el Ministerio de Comercio Nacional los supermercados y carnicerías serían atendidos el lunes 22 y martes 23, respectivamente. Sin embargo, el jueves se pudo constatar que aún estaban atendiendo a los “sujetos de aplicación” que no acudieron en los días correspondientes. Tal es el caso de José Alvarado, dueño de una carnicería ubicada en Catia que se enteró por conocidos y asistió con la esperanza de ser atendido. Para su suerte, lo logró.

Lee también
Pocos interesados acuden a censo de empresas de calzados, textiles y juguetes

Otras personas se acercaron con dudas respecto a la jornada.  Debido a que el mensaje de texto no especificaba qué tipos de comercios serían verificados, la confusión reinó durante los primeros tres días. Algunos comerciantes como Luisa Andrade, cuyo negocio se dedica a la producción textil, acudieron al llamado con más dudas que certeza. Andrade señala que decidió acercarse al cine Cipreses pues desconocía que la convocatoria era dirigida a comercios ligados al sector alimentario.

Incluso a gente dedicada al comercio informal acudió al centro de la ciudad para saber si debía “registrarse o no”, duda que rápidamente era aclarada por un funcionario de Sunagro. Según él, el objetivo de la jornada es “actualizar los datos de los sujetos de aplicación”. Afirma que el objetivo del mismo es “optimizar la comunicación con los comerciantes” y es por ello que lo que se le solicita a los comerciantes que actualicen es información como el domicilio fiscal, números telefónicos y correo electrónico.

Negó rotundamente que el censo que se lleva a cabo busque controlar precios o incrementar las fiscalizaciones, pues el fin del mismo es simplemente “refrescar la data para así validar el estatus de cada empresa”. Lo anterior coincide con lo dicho por el ministro Contreras, quien -según la cartera ministerial- destacó “la importancia y la obligatoriedad del proceso que pondrá al día a todos los comercios capitalinos en cuanto a la documentación requerida por las referidas instituciones, a fin de conocer el estatus y la razón social de cada uno de estos.”

Algunos comerciantes consultados en las inmediaciones del operativo criticaron que les pidieran suministrar información que -en teoría- esos entes ya deberían tener pues es requisito obligatorio para los comercios ingresar sus datos en el Registro Único de Personas que Desarrollan Actividades Económicas (Rupdae) y el Sistema Integral de Control Agroalimentario (SICA), aunque este último solo aplica para quienes comercialicen productos de la agroindustria.

Lee también
Queso duro aumentó 18.849% en Quinta Crespo en ocho meses

Pese a que el miércoles funcionarios consultados por Crónica.Uno -debido a que muchas personas de rubros distintos a los convocados habían atendido el llamado- aseguraron que “por los momentos, no hay cronograma para otros sectores comerciales”, el jueves la agencia de noticias gubernamental (AVN) informó que el registro de las panaderías se llevará a cabo una vez se concrete el nuevo precio del pan.

Más controles no son la solución, dice Consecomercio

Por su parte, el vicepresidente de Consecomercio, Vito Vinceslao, indicó que el proceso llevado a cabo por el Ministerio de Comercio Nacional es “más de lo mismo” pues la actualización se puede hacer “cruzando la data del registro mercantil, las alcaldías y el Seniat”. Mencionó que lo que busca el gobierno con este operativo es “saber cuántos comercios hay activos en el país” ya que debido a la crisis económica muchos pequeños y medianos comercios han bajado sus Santamarías definitivamente o han migrado.

Vinceslao -quien es abogado y también presidente de la Cámara de Comercio- criticó que el Gobierno aumente la burocracia con este tipo de dictámenes y que no busque generar políticas que estimulen la economía del país. Mencionó que en Venezuela el acto constitutivo de una empresa -por más mínima que sea- puede durar de seis a ocho meses, mientras que en otros países el mismo es posible realizarlo en menos de tres días. Consultado acerca de un posible acercamiento entre el gremio comercial y el Gobierno, Vinceslao lamentó que desde que nombraron a William Contreras como ministro de Comercio Nacional solicitaron una reunión con él, sin embargo, aún no han recibido respuesta.

Lee también
Queso duro aumentó 18.849% en Quinta Crespo en ocho meses

Hizo un llamado al Ejecutivo a que, si lo que buscan es contabilizar el número de comercios activos en el país, se dediquen a hacer un trabajo de campo y certifiquen el estado de los mismos, y no esperar a que los comerciantes acudan a un llamado “del que no tienen idea de qué se trata”. Así mismo, exhortó a cesar el “acoso contra el sector comercio” que -asegura- se ha visto reflejado recientemente en lo concerniente a los “precios acordados” y las continuas fiscalizaciones que realiza la Sundde.

Foto Cortesía


Participa en la conversación