Comunidades de Maracay reclaman pago de bonos electorales ofrecidos antes del 10D

Por segundo día consecutivo, mas de 1000 vecinos —particularmente del sur de la ciudad— exigen y reclaman frente a la Alcaldía, la cancelación de los bonos ofrecidos por dirigentes del PSUV, el reelecto alcalde Pedro Bastidas, miembros de consejos comunales y de las UBCh, antes y durante las elecciones del pasado 10 de diciembre. Nadie los atiende.

Maracay. En las elecciones regionales me dijeron que si no votaba por Marco Torres, me quitarían la bolsa y otros beneficios. Y para las del domingo fue igual. Ellos ofrecen todas esas cosas a cambio de un voto, por eso a veces uno no quiere ni votar. Y para seguir en la misma prefiero quedarme en la casa.

El relato es de una de las tantas madres que junto con más de 1000 vecinos de Maracay, reclaman desde el lunes el pago de los beneficios que el reelecto por tercer período como alcalde de Maracay, Pedro Bastidas, les ofreció en la campaña y durante el propio proceso electoral a cambio de un voto.

Madres, ancianos y jóvenes provenientes de comunidades como José Gregorio Hernández, San Rafael, San Carlos, Arsenal, entre otras, permanecen por segundo día consecutivo en la plazoleta de la Alcaldía de Maracay, sin que ninguna autoridad municipal atienda sus exigencias. Algunos funcionarios de la policía municipal fungen de voceros pero solo para decirles que son los miembros de los consejos comunales y de las UBCH quienes deben canalizar sus reclamos.

Los afectados, por su parte, se niegan a ello. Aseguran que los miembros de los consejos comunales y de las UBCh se “agarran todo para ellos, sus familias y sus amigos”.

“A mi casa llegaron y me dijeron, acuérdate que tienes que votar por Pedro Bastidas o si no te van a quitar la bolsa, los tickets, la pensión. Con el tarjetón en la mano me señalaban por quién tenía que votar”, denuncia muy molesta otra de las tantas madres que asegura tener miedo a perder los beneficios prometidos por el Gobierno.

Ella está desempleada al igual que su esposo. Tiene tres hijos y viven en una vivienda alquilada. La bolsa de comida de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) es el único beneficio que reciben y a medias.

No me la regalan —dice— y te dan 12 horas para pagar. Cuando uno no tiene cómo pagarla, firman por uno y se quedan con la comida. Esa bolsa solo me alcanza para una semana y ellos la venden una vez al mes. Cuando no he podido pagarla, hago magia para darle de comer a mi familia.

Lee también
Denuncian que arrecia chantaje con carnet de la Patria para obtener comida y medicinas

En cuanto al llamado bono del Niño Jesús, que consiste en una tickera por un monto de 500.000 bolívares, los vecinos aseguran que solo algunos la recibieron.

De 22 casas que hay en mi calle solo le dieron la tickera a 3. Esa tickera no está personalizada y así cualquiera se la roba. Solo dos juguetes repartieron en mi cuadra donde por cada casa hay 3 y hasta 5 muchachos, denuncia otra joven madre soltera.

Una de las denunciantes se acerca para admitir que tiene miedo a que le quiten “esa miseria que me dan”. Dice que ya le han advertido que sin el carnet de la Patria no podrá recibir más beneficios. Muestra el suyo y lo entrega a una de las voluntarias que lleva una lista con los seriales de los carnets, propiedad de quienes desde hace dos días reclaman, desesperanzados, el cumplimiento de una promesa electoral.

El sábado y el domingo, Pedro Bastidas fue a la zona después de mucho tiempo y dio tickera a todo el mundo. A los que no la recibimos, nos dijeron que viniéramos a la Alcaldía el lunes, para que registraran nuestro carnet de la Patria y esperar uno o dos días para que nos paguen. Pero aquí nadie nos atiende, sigue relatando una de las afectadas que vive en la comunidad de San Carlos.

Pese a que ninguna autoridad municipal, concejales o dirigentes comunales los atiende, permanecen a la intemperie esperando por la promesa incumplida.

Fotos: Gregoria Díaz


Participa en la conversación