Las autoridades estiman que hay unos 150.000 chips ilegales, los cuales serán anulados luego del proceso de verificación de casi 600.000 que están instalados en carros en la región.

San Cristóbal. Desde este miércoles y durante 10 días, inicialmente, arrancó la supervisión y verificación de los TAG (o chips) de combustible que poseen los vehículos de todo el estado Táchira, los cuales ascienden —de acuerdo con cifras del Ministerio de Energía y Petróleo— a unos 600.000 y de los cuales esperan anular cerca de 150.000.

La medida, según dijo en días pasados la diputada Nellyver Lugo, se debe “a la gran cantidad de TAGS en manos de personas y que no estarían colocados en los parabrisas de los vehículos, tal y como es la norma”. Quienes instalaron el chip de manera legal acudieron a la Plaza de Toros de San Cristóbal y allí un funcionario lo colocó en la cara interna del parabrisas de vehículo.

Según las autoridades, aquellos que poseen el dispositivo sin estar colocado en el parabrisas del carro incurren en delito.

Más de 10 minutos demoraba cada carro en ser verificado.

Adicionalmente, las autoridades presumen que estas personas estarían usando un mismo vehículo varias veces al día pero con diferentes chips para surtir combustible que sería vendido ilegalmente en la frontera.

Con incertidumbre, cientos de conductores llegaron con sus vehículos y documentos de propiedad a la 25ª Brigada de Apoyo Negro Primero, de San Cristóbal, para ver si el proceso se iniciaba y, efectivamente, a las 9:30 a. m. comenzaron a ingresar los carros en grupos de tres.

Es importante recordar que hace poco más de una década, el Gobierno implantó este sistema en los vehículos, tanto particulares como oficiales, para regular la cantidad de combustible por unidad mediante un cupo mensual según la capacidad. Medida tomada para tratar de frenar el contrabando del hidrocarburo hacia el vecino país de Colombia.

Lee también
Merma transporte de rutas largas en Bolívar por escasez de combustible (X)

Pese a que en su momento, el jefe de la Zodi, el G/D Carlos Yánez Figueredo, indicó que el proceso tardaría unos 40 segundos, al menos a comienzo de la jornada la revisión tomaba cerca de 10 minutos por vehículo, situación que generó mucha molestia entre quienes aguardaban por registrar su TAG.

De verdad que esto ya es un abuso. Decir que hay chips falsos es echarse tierra ellos mismos. Ellos los sacan en Pueblo Nuevo. Ya es insoportable todo aquí. Todo es una cola, dijo Alexander Camargo, un usuario que esperaba en la cola.

La inspección durará, por ahora, 10 días en las unidades militares del estado Táchira y quienes no lleven sus carros para la verificación tendrán su chip bloqueado, por lo que no podrán surtirse de combustible, salvo en las Estaciones de Servicio Alternativas, que venden el litro en Bs. 300.

Asimismo, las autoridades no descartan que el proceso se lleve a las estaciones de servicio, a fin de aligerar el proceso, debido al elevado número de vehículos que deben ser verificados.

Fotos: Cortesía



Participa en la conversación