En septiembre, esta página que sale por Facebook cumplirá un año publicando historias de “gente que ayuda a la gente”, que hace cosas extraordinarias para mejorar su entorno inmediato y que busca crear las formas para seguir adelante en medio de la adversidad.

Caracas. “Se busca voluntariado para mecer bebés”. La propuesta resulta llamativa y se trata de una publicación hecha en una página de Facebook llamada ConMuévete, cuyo único propósito es servir de plataforma para visibilizar a los voluntarios de corazón.

Nirma Hernández, periodista de profesión y voluntaria desde los 14 años, fue quien le dio cuerpo a la iniciativa, una idea que rondaba en su cabeza desde 2016.

Hace cerca de un año, Nirma estaba en el Jardín Botánico de Caracas, donde realizaba labores de voluntariado. En ese entonces, se desarrollaba una protesta en el lugar. Mucha gente llegó de la autopista, personas de varias partes que, según notó, estaban cargadas de cosas buenas, positivas. Se dijo que si hubiera un espacio en el que todos ellos pudieran apoyarse para emprender su labor social y humanitaria, las posibilidades de generar un impacto aumentarían.

Así fue como le di forma a la idea y pensé en crear este espacio en Facebook, que es un sitio para desarrollar el ejercicio humano de la contención, eso de tener compasión con el otro. Ser una especie de aliento, es una propuesta donde se colocan experiencias de gente que ayuda a la gente. Eso es ConMuévete, no es una ONG, ni una fundación.

En septiembre próximo, esta página cumplirá un año y el alcance a la fecha es que se convirtió en una plataforma para poner en contacto al público en general con la gente buena.

Lee también
Por escasez de agua en Caracas mueren plantas acuáticas del Jardín Botánico

Se cuentan historias como la de los voluntarios para mecer bebés; la de Milagros, una psicóloga que cada miércoles escucha sin juzgar y da esperanzas en medio de la crisis actual; de Dynamis, un proyecto formativo que llega cada sábado a más de 90 estudiantes del sector La Lira en La Dolorita; la experiencia de Gabriela Sira, quien descubrió otra visión de la maternidad y ahora es consejera de lactancia certificada.

Son muchas experiencias de voluntarios, son relatos verídicos donde la gente puede encontrar un servicio.

Delia Meneses, también periodista, y Fernando Oropeza, ingeniero en Información, trabajan codo a codo con Nirma en esta experiencia sin fines lucro que, a la larga, pretende crear un mapa de geolocalización para aglutinar a toda esa gente humilde y desconocida que tiene bondad y, a través de sus acciones, está construyendo un país.

Voluntarios del Jardín Botánico.

Nos interesa mostrar a la gente que está aquí haciendo cosas extraordinarias para mejorar su entorno inmediato, gente que se está encontrando en esta realidad y está creando las formas para seguir adelante en medio de la adversidad. Creo imprescindible que empecemos a subirle el volumen a la esperanza, a la acción transformadora que las personas que se están encontrando desde sus carencias y necesidades, más allá del tema político, el cual creo que se ha sobrevaluado como la única opción de resolución de los venezolanos.

Lo de Nirma es un impulso que lleva en las venas. Comenzó con un grupo de voluntarios llamado Reverberancia, ubicado en la parroquia El Valle. Desde ese momento no ha parado: la caridad la cambió. “Esa es el arma más poderosa para reconstruir”.

Lee también
Por escasez de agua en Caracas mueren plantas acuáticas del Jardín Botánico

Lo que ConMuévete publica en Facebook es fruto de “patear la calle”, de conocer a la gente, de fortalecer el tejido social, de escuchar y de entender que hay otros sacándole provecho a lo positivo frente a la crisis.

Los interesados en contactar a la periodista Nirma Hernández pueden hacerlo vía correo electrónico a la dirección nirmahernandezramos@gmail.com; en su página de Facebook y en Instagram como @ConMuevete.

Fotos: Cortesía Conmuévete



Participa en la conversación