Consejos comunales harán el “papel” de seguridad en el Metro

Algunos usuarios tienen dudas acerca de la efectividad de esta medida. Dicen que estos grupos no son parte de un cuerpo de seguridad y que no tienen entrenamientos para la prevención del delito, mucho menos para actuar cuando se esté cometiendo uno.

La incorporación de los consejos comunales al sistema no fue la única noticia que rodó el Ejecutivo. También hay ajuste de tarifas para el Metro de Caracas y Los Teques. A partir del martes 11 será de Bs. S. 1 por viaje.

Caracas. “Se les recomienda a los usuarios estar atentos con sus pertenencias”. Esa sugerencia se cuela entre el hilo propagandístico y musical de la estación de transferencia hacia la Línea 3 del Metro de Caracas, donde no cabe ni un alma.

La voz de la funcionaria sonaba más como una alerta. Era como si dijera “mosca que en el andén hay una banda de ladrones haciendo de las suyas”. Ya los usuarios cuando bajan al subterráneo llevan no dos, sino cuatro ojos espabilados. Aun así, a diario, hay hurtos en medio de los empujones y dentro de los vagones.

Y ante el accionar del botón rojo en el vagón, la respuesta de los cuerpos de seguridad es tardía —por lo general aparece el funcionario más joven que se encuentra en el área— y a veces no llega.

Por eso, Marcos Manzabel, usuario asiduo de la Línea 1, no cree en la efectividad que puede tener el nuevo plan del Metro de Caracas de incorporar a los consejos comunales en labores de seguridad.

Llega diciembre, un nuevo plan

Hace poco César Vegas, presidente del Metro de Caracas, anunció que los consejos comunales se incorporarán a las estrategias de seguridad y defensa integral aplicadas en las estaciones del subterráneo y Buscaracas, este último sistema alimentador del transporte superficial que no tiene siquiera alumbrado público.

La idea, según dijo Vegas, es combatir la delincuencia en el servicio.

De esta organización se obtendrá información de las personas que cometen delitos, robo y hurtos en los trenes y unidades, y en cuanto a la buhonería en los trenes del sistema, indicó.

Marcos Manzabel, usuario, difiere de los anuncios oficiales, pues considera que los consejos comunales no pertenecen a ningún cuerpo de seguridad, ni están adscritos a los organismos policiales o militares.

Además, continuó, no tienen entrenamiento para actuar en caso de conflictos, si hay una pelea o si sacan un arma dentro del sistema. “La seguridad de los pasajeros no se puede improvisar, no puede estar ahora en manos de los consejos comunales, los milicianos no hacen mucho. La PNB no actúa cuando debe. Los usuarios estamos desprotegidos”, dijo.

María Ramos, quien usa a diario las Líneas 1 y 3, también criticó esta nueva medida.

Son vecinos y los van involucrar en programas de seguridad. No sé mucho, solo leí en las redes eso. Pero no me parece, creo que eso es para llenar el vacío de funcionarios y operadores que hay en las estaciones. En Coche, por ejemplo, en la mañana hay una sola persona vendiendo boletos y los demás son de la milicia, un poco de señores de la tercera edad. Si se presenta un problema violento, que es muy frecuente, ¿cuál sería la reacción? Es como todo lo que hacen, son medidas de unos días nada más, reflexionó.

Lee también
La oscurana se la pone fácil a los delincuentes del BusCaracas

Luis Alberto Salazar, presidente del Comité de Usuarios, dijo que solo podrán tener actuación preventiva y que en ningún momento pueden ejercer la función de cuerpo de seguridad. En pocas palabras, acotó, serán como personal disuasivo y de apoyo a los policías.

El Metro de Caracas transporta, por lo menos, 2,5 millones de usuarios al día. Puede ser mucho más debido a la inexistencia del transporte superficial. Sin embargo, es un servicio venido a menos por la falta de mantenimiento. En los andenes de la transferencia de Plaza Venezuela hay filtraciones de agua y falta el alumbrado.

Eso sin contar que 90 % de las escaleras mecánicas de todo el sistema están inoperativas, según Carmen Idrogo, vicepresidenta de la Federación Nacional de Jubilados.

Personal descontento

Luego de las 5:00 p. m. la ausencia de operadores es mucho mayor. Dicen, de manera extraoficial, que no les pagan las guardias nocturnas y que por los problemas de transporte para poder llegar al trabajo está incrementándose la ausencia del personal.

Esto es como el lejano oeste. Aquí la gente corre, toma licor, vende, se orina, aquí roban, vomitan y no limpian. La gente no respeta y ¿tú crees que si alguien de un consejo comunal quiere poner orden le van a hacer caso?, dijo José Segura.

A principios de la semana hubo un incidente en la estación Bellas Artes, de la Línea 1. Una falla de un vagón con dirección Palo Verde generó un retraso descomunal. Los operadores pidieron desalojar el tren y la gente protestó.

Sobre este tema el presidente del Metro, de carrera militar, culpó a los usuarios del fuerte retraso. Dijo que si en cinco o 10 minutos se desalojaba el tren sin tracción el problema se subsanaba y pidió la colaboración de los ciudadanos.

Este tipo de eventos, que él calificó de “fortuitos”, son frecuentes en todo el sistema.

Hay pasajeros que sostienen que hay una especie de protesta interna de los trabajadores. Pero es rumor de andén. Aunque es cierto que el personal está descontento por el incumplimiento de la contratación colectiva.

NUEVA TARIFA

La incorporación de los consejos comunales al sistema no fue la única noticia que rodó el Ejecutivo. Las tarifas también serán ajustadas: a partir del martes 11 será de Bs. S. 1 por viaje. El inicio de la venta de boletería se realizará los días sábado 8, domingo 9 y lunes 10 de diciembre en las estaciones Alí Primera e Independencia, en el horario comprendido de 8:00 a. m. a 4:00 p. m. Cada pasajero podrá adquirir hasta 10 boletos de entrada por compra en las taquillas de venta identificadas para este fin. Queda pendiente la automatización del sistema. El personal de la Milicia continuará recibiendo los tickets en los torniquetes.


Participa en la conversación