El 21 de septiembre comenzó a correr la circular del cronograma académico 2017-18, y ya el Ejecutivo, una semana antes, tenía la fecha de la realización de las elecciones regionales, pero ese dato no fue informado a la comunidad educativa.

Caracas. El año escolar 2017-2018 inició oficialmente el pasado lunes 18 de septiembre para educación inicial y primaria. Y como en años anteriores, el calendario no fue enviado a las escuelas con la debida anticipación.

Olga Ramos, del Observatorio Educativo de Venezuela (OEV), dijo que es importante recordar que, para que las escuelas y los docentes puedan hacer una adecuada y oportuna planificación, individual, coordinada y en equipo, el calendario escolar debería ser enviado a los planteles antes de la culminación del período precedente, para que se puedan aprovechar los días y las reuniones de cierre de actividades, en tareas relacionadas con dicha planificación.

Recordó que el año escolar pasado se perdieron dos semanas de actividades, violando lo establecido en el artículo 49 de la Ley Orgánica de Educación, para que el Plan República tomara las escuelas por la realización de un proceso electoral el último día de julio.

Esto significó que las actividades de cierre del año escolar 2016-2017 fueron seriamente afectadas, lo que tuvo consecuencias, además, en las jornadas de planificación de los directivos y docentes y en los procesos de inscripción para el nuevo año.

Lee también
Colegios aún descifran cambio curricular

En ese contexto, dijo, se esperaba que el Ministerio de Educación (ME), hubiese tomado previsiones y tuviera no solamente listo y enviado a las escuelas el calendario durante el período vacacional, sino que este incluyera previsiones para solventar los problemas derivados de la pérdida de dos semanas del curso anterior. Sin embargo, no fue así.

Y ahora, a través de la cuenta de Twitter del Ministerio se corre la circular de la suspensión de las actividades en todos los planteles públicos y privados que funcionarán como centros, y así facilitar el proceso electoral del próximo 15 de octubre.

Notificación del Ministerio

Cabe destacar que la fecha de corte de las actividades es el 8 de octubre, día domingo; hasta el 16, día lunes.

En la página del OEV se lee que entre el 18 de septiembre del 2017 y el 31 de julio de 2018 (ambos incluidos), hay 324 días —46 semanas completas, más los dos últimos días del mes de julio—. Excluyendo los días feriados, los días de receso no feriado —días en los que por decisión del ME no hay clases a pesar de no ser feriados, estos incluyen las vacaciones de diciembre y los 3 primeros días de Semana Santa— y las elecciones, dan un total de 201 días aprovechables para el desarrollo de actividades escolares, lo que permitiría, con un día de margen, cumplir con lo establecido en el artículo 49 de la Ley Orgánica de Educación, dado que, para este período, varias de las efemérides caen fines de semana.

Sin embargo, comentó Ramos, tomando en consideración las actividades administrativas y de planificación que son complementarias y vitales para el desarrollo de procesos de enseñanza con calidad, los días de clase no pasarían de 149, lo que implica que sigue siendo importante hacer una revisión del calendario escolar.

El año escolar 2017-2018 está arrancando con deficiencias, en primer lugar, porque el calendario no fue enviado con suficiente anticipación a las escuelas, como para que estas pudieran ajustar su planificación con tiempo; en segundo lugar, porque las actividades estipuladas para la primera semana llegaron a las escuelas también muy tarde como para poder planificarlas adecuadamente; y en tercer lugar, porque hay información importante con la que aún no contaban las escuelas, como cuáles y cuántos serán los días de clases que se perderán por el proceso de elecciones de gobernadores en octubre, y de qué se tratan y qué recursos y planificación requerirán varias de las actividades que, de acuerdo con lo señalado en el calendario, se esperan desarrollar en las escuelas durante este año 2017-2018, sentenció la investigadora.

Por lo menos en la Zona Educativa del Distrito Capital no hay suspensión de actividades.

Foto referencial: Cristian Hernández



Participa en la conversación