De acuerdo con los comerciantes, grupos armados cometen secuestros para llevar las víctimas a sectores del 23 de Enero. En tres meses han ocurrido dos enfrentamientos en la salida del Metro de la zona.

Caracas. Apenas escuchó la balacera, Zulay —nombre ficticio por seguridad— se encerró en su quiosco de chucherías y no quiso oír hablar más del asunto una vez pasado el susto.

Corrían las 6:30 p. m. del lunes 27 de marzo cuando funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) se enfrentaron con presuntos antisociales, quienes estaban cobrando un rescate, según fuentes extraoficiales.

En el hecho, uno de los delincuentes fue ultimado, mientras que otras seis personas resultaron heridas —entre ellas dos menores de edad— al quedar en medio del enfrentamiento.

Luego del suceso, en plena salida de la estación, son pocos los que se arriesgan a hacer algún comentario, pues la presencia de presuntos grupos armados infunde temor entre comerciantes y vecinos.

A pesar de esto, un vendedor de la zona, que prefirió mantener el anonimato, señaló que el cobro de rescate por parte de los grupos armados es moneda corriente en el sector.

“Normalmente, las víctimas son llevadas hacía el 23 de Enero. Pero he visto cómo los grupos pasan con los carros por la avenida para pedir rescates. Los de ayer [lunes 27 de marzo] se fueron a una zona llamada ‘La Cueva´ antes de que ocurriera el enfrentamiento”.

Agregó que la presencia de estos grupos llega hasta Gato Negro, dado que los ha visto en las camionetas en las cuales se trasladan.

Lee también
La oposición dio una demostración de fuerza y cumplió 50 días en la calle

Un vecino del sector soltó bajo anonimato que los grupos también roban las motos estacionadas en plena avenida Sucre, estas son montadas en una camioneta para luego seguir el patrón del aguante y el rescate cerca de la estación.

A pesar de los crímenes recurrentes en la zona, vendedores indicaron que prefieren no denunciar, dado que la presencia policial es escasa y no creen que las cosas puedan mejorar.

“Aquí mandan esos grupos. Al momento que algo ocurre uno prefiere quedarse callado y repetir como loro lo que aparezca en las noticias, aunque uno ya sepa cómo ocurren las cosas por aquí”, expresaron los comerciantes.

Metro, campo de tiro

Los vendedores del sector recordaron que hace dos meses, la noche del 20 de enero, ocurrió otro enfrentamiento en plena salida de la estación de Agua Salud,

En aquella oportunidad funcionarios del Cicpc se enfrentaron con dos presuntos delincuentes. En el hecho falleció Orwin Mena, dirigente de Primero Justicia en Antímano, tras quedar atrapado en la línea de fuego.

El pasado 24 de enero el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, desplegó 1100 funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), para cubrir las 48 estaciones que componen el sistema del Metro de Caracas, bajo el marco de la “Gran Misión a Toda Vida”.

A pesar del plan, que coordinaba la presencia policial tanto dentro como fuera de las estaciones, el pasado 24 de marzo un presunto ladrón disparó contra una persona dentro de la estación de Altamira tras ser perseguido por una muchedumbre al robar dentro del vagón.

Lee también
Diego Arellano: el biólogo, scout y karateca que mató la represión

Este hecho, junto con los ocurridos en la estación Agua Salud contabilizan al menos tres tiroteos en menos de tres meses dentro del Metro de Caracas.

Foto referencial: Mariana Mendoza



Participa en la conversación