El desabastecimiento de alimentos regulados está en 77,8 %

Datanálisis calcula en 42 % la caída de poder de compra de los venezolanos ante el comportamiento de los precios. Estima en 2.375,4 % la inflación en el mercado negro.

Caracas. La caída de la producción por el recorte de las importaciones y el control de precios ha incrementado la escasez de comida, medicinas, papel higiénico y hasta desodorantes, por lo cual los venezolanos tienen que cazar los productos.

En septiembre, el desabastecimiento de alimentos regulados en Caracas fue de 77,8 %, según Datanálisis. El presidente de la firma, Luis Vicente León, explicó que aunque disminuyó respecto a mayo —cuando fue 83 %—, el nivel es alto porque “hay 77 % de ausencia de productos en los comercios, por tal motivo, 96 % de los venezolanos considera que el abastecimiento en el país es malo o muy malo”.

En el transcurso de este año, las restricciones a las empresas para producir se han incrementado. Recientemente, Torino Capital indicó en un informe que al cierre de junio las importaciones descendieron 58 %.

Para conseguir los artículos básicos en los establecimientos, los ciudadanos tienen que madrugar y pasar horas en una fila. De acuerdo con la empresa de investigación, 40,6 % de los consultados dicen que hacen seis horas de colas a la semana para completar la compra de insumos.

“Hay una menor variedad de productos y las personas compran lo que hay. Se cayó la confiabilidad en las marcas, se adquiere lo que sea”, comentó León, quien añadió que se registra un fuerte deterioro en el índice de confianza de los consumidores.

Además de la escasez, los venezolanos sufren una elevada inflación que pulveriza su ingreso. La firma estima que el poder de compra del salario cayó 42,3 % en agosto.

Lee también
Maduro extiende emergencia económica y puede evadir entrega del presupuesto 2017 a la AN

Cuando se detalla por grupos, se tiene que en el estrato AB de la población el descenso fue de 5 %, mientras que en el estrato C bajó 46,4 %; en el estrato D 43,5 % y en el estrato E 40,5 %. León apuntó que “los estratos C y D son los más afectados porque no tienen acceso a las políticas públicas”.

Ese deterioro de la remuneración se debe a que la inflación estimada para el año es de 800 % y en esa cifra inciden los precios a los cuales los bachaqueros venden los productos. Datanálisis señala que la inflación de los artículos con sobreprecio es de 2.375,4 %. Y a ese mercado negro van 40 % de los ciudadanos como compradores.

Frente a los altos niveles de desabastecimiento y de inflación, Luis Vicente León declaró que la situación no explota, porque “si la población siente que se resolverán los problemas, prefiere esperar. A lo que se suma la capacidad de represión”.

En el foro de Venamcham “¿Cómo presupuestar el 2017?”, agregó que con los bachaqueros ha habido una estabilidad perversa, dado que el consumidor consigue el producto. No obstante, en el mercado negro ya hay menos artículos por la merma de la producción de las empresas.

Para el presidente de Datanálisis, el Gobierno “expropia el bachaqueo con los Clap (Comités Locales de Abastecimiento y Producción)” y detalló que con las bolsas disminuye el abastecimiento en el mercado negro.

Desde marzo, el Estado reparte bolsas de comida a través de los Clap, sin embargo, dicha distribución ha sido discrecional.

Foto: Miguel González


Participa en la conversación