La Alcaldía de Libertador por tercer año realizará el festival de música y los montos destinados para el evento no fueron aprobados por la Asamblea Nacional, sino por el Presidente Maduro.

Caracas. Por tercer año consecutivo, la Alcaldía del municipio Libertador realizará el Festival Suena Caracas. En medio de una crisis económica, el alcalde Jorge Rodríguez anunció que vendrán al menos 90 artistas entre nacionales e internacionales. Lo que más polémica causó no fueron los nombres de los cantantes, sino el dinero destinado para tener durante 10 días conciertos gratis en la plaza Diego Ibarra y otros sitios de la ciudad, el cual asciende a dos millones de dólares y 600 millones de bolívares.

Esos 600 millones de bolívares, a su vez, equivalen a la asignación que tuvieron este año el Hospital Cardiológico Infantil Latinoaméricano y el Instituto de Higiene Rafael Rangel. Por su parte, los dos millones de dólares que el Gobierno aprobó representan 3 % de las asignaciones al sector farmaceútico, que a lo largo del año han sido de apenas 75 millones de dólares. Ambas sumas de dinero debieron ser revisadas por la Asamblea Nacional (AN), pero ninguna pasó por el Poder Legislativo debido a que con los decretos de emergencia económica, el presidente Nicolás Maduro autoriza créditos sin consultar a los diputados.

“No estoy de acuerdo con que hagan ese Festival. Hay prioridades en la Alcaldía, como, por ejemplo, la plata que nos deben a muchos trabajadores”, así de tajante fue la respuesta de Carmen Hidalgo, quien desde hace 23 años labora en ese ente municipal. Se quejó de que el Alcalde del municipio Libertador “malgaste” ese dinero “cuando primero debería tener contentos a sus empleados”, aunque admitió que asistirá al concierto de salsa porque es el género que más le gusta.

Durante un recorrido que realizó el equipo de Crónica.Uno en las adyacencias de la plaza Diego Ibarra y Plaza Bolívar, al menos cinco personas consultadas prefirieron no emitir su opinión porque trabajan para algún ente del Estado, como la Alcaldía de Caracas y el Palacio de Justicia, otras, como Hidalgo y otra mujer beneficiaria de un apartamento de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), sí se atrevieron. Las opiniones de los caraqueños iban de un extremo a otro. Unos apoyaban la iniciativa, a la que asumen como “una válvula de escape para todos los problemas y rollos que hay. Que si no se encuentra comida, lo caro que está todo. Uno va y se olvida un poco de todos esos problemas”, indicó José Bolívar, un señor de la tercera edad que estaba sentado en la Plaza Bolívar.

En el año 2014, la AN dio el visto bueno a 168,2 millones de bolívares (26 millones de dólares al tipo de cambio de 6,3 bolívares) para la ejecución de lo que sería el primer Festival Latinoamericano de Música “Suena Caracas”. En noviembre de 2015, el presupuesto subió a 215,9 millones de bolívares (34 millones de dólares a la paridad de 6,3 bolívares) y también fue avalado por el Poder Legislativo, algo que este año no sucedió cuando lo asignado son 600 millones de bolívares (60 millones de dólares a la tasa de 10 bolívares) y dos millones de dólares. La cantidad en moneda nacional supera en 177 % a la otorgada el año anterior.

“No me parece que gasten tanta plata en recreación cuando hay otras prioridades, como el tema de la inseguridad”, dijo la señora a quien le entregaron su apartamento en un urbanismo de la GMVV ubicado en la avenida Lecuna.

María Martínez es aprendiz del Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces) y opinó que aunque vive en La Guaira asistirá al Festival, así como lo hizo en el 2015. “Sí voy a venir. No está mal que inviertan ese dinero en un evento cultural, uno necesita distraerse”, enfatizó.

Para este año, Rodríguez dijo que estiman reunir a 1,4 millones de caraqueños durante el festival, no solo en la plaza Diego Ibarra, sino en varios teatros de la capital donde también se presentarán algunos artistas.

Lee también
Industriales señalan que por políticas públicas erradas han cerrado 8.000 empresas en 17 años

Duras críticas

No solo los ciudadanos son los que se oponen al evento, después de que Rodríguez develó el monto invertido, varios han sido los políticos que rechazan el festival. “Ya es costumbre ver a los caraqueños hurgando en la basura buscando qué comer, mientras el alcalde se gasta un dineral en fiestas y jolgorios, sin importarle los problemas reales de las familias venezolanas”, expresó la Concejal de Un Nuevo Tiempo, Kadary Rondón.

Otro actor político que se refirió al Suena Caracas fue el vocero del partido Redes, Juan Barreto, quien en una entrevista en el programa “Primera Página” de Globovision, este lunes afirmó que es una actividad que no tiene ningún sentido.

“Yo creo que Rodríguez, debería reconsiderarlo. Ojalá esos recursos se utilicen en cosas que se parezcan más a la crisis. Le recomiendo a Alcalde —de Caracas— que lo piense. Creo que este no es el momento”, señaló.

Fotos: Mariana Mendoza



Participa en la conversación