El presidente norteamericano prohibió la negociación con deuda nueva de Pdvsa o de la República de Venezuela, así como el pago de dividendos de Citgo a cualquier ente venezolano o persona que represente al país y la posibilidad de que la nación reestructure su perfil de deuda.

Caracas. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva en la que por primera vez aplica sanciones económicas al gobierno de Venezuela, según había prometido hace seis semanas.

Con “fuertes y prontas” sanciones económicas contra Venezuela amenazó Trump el 17 de julio de este año, si el Gobierno de Nicolás Maduro seguía adelante con los planes de formar una Asamblea Nacional Constituyente, proceso que se llevó a cabo el pasado 16 de agosto.

De acuerdo con la orden Ejecutiva publicada este viernes, Estados Unidos prohíbe que cualquier ente o persona residenciada en su país negocie con deuda nueva de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) o deuda soberana emitida por la República Bolivariana de Venezuela.

Lee también
Amenaza de sanciones de EE UU cierne sobre Venezuela la sombra de cesación de pagos

Indica el documento que “todas las transacciones relacionadas con financiamiento y otros trámites por parte de una persona estadounidense o dentro de Estados Unidos queda terminantemente prohíbida”, así como también “quedan prohibidas todas las transacciones de deuda con vencimiento superior a 90 días perteneciente a Petróleos de Venezuela”. Las sanciones también afectan la deuda, con vencimiento superior a 30 días, emitida por el gobierno venezolano.

Sanciones del Departamento del Tesoro by Crónica Uno on Scribd

En este sentido, el economista y director de Ecoanalítica, Alejandro Grisanti, señaló que este último apartado deja por fuera las cartas de crédito con lo que Pdvsa puede seguir con sus operaciones de importación y exportación de crudo a Estados Unidos.

La Casa Blanca en un comunicado destacó que “la dictadura de Maduro sigue privando al pueblo venezolano de alimentos y medicinas, encarcelando a la oposición democráticamente elegida y suprimiendo violentamente la libertad de expresión. La decisión del régimen de crear una Asamblea Constituyente ilegítima —y más recientemente para que ese cuerpo usurpe los poderes de la Asamblea Nacional democráticamente elegida— representa una ruptura fundamental en el orden constitucional legítimo de Venezuela”.

Un poco más de tarde de emitidas las sanciones, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, ofreció una rueda de prensa en la que señaló que “Maduro no debe tomar ventajas del sistema económico americano para saquear a Venezuela”.

Edgar Ochoa, director de estrategia macroeconomía de Wall Street Easy, explicó que esta medida busca reducir las vías de financiamiento para el gobierno de Venezuela tratando de causarle el menor daño posible a la población venezolana. “El gobierno de Trump trata de impedir que el sistema financiero y la economía estadounidense siga financiando a un régimen al que consideran una dictadura”.

El objetivo —indicó Ochoa— es impedir que se vuelvan realizar operaciones como la que se hizo hace poco con Golmand Sachs y Nomura, en la que estos compraron bonos de Pdvsa que estaban en manos del Banco Central de Venezuela y que inyectaron dinero fresco a la economía venezolana.

El secretario del Tesoro también informó en su rueda de prensa que Petróleos de Venezuela o la República no podrán hacer reestructuración de su perfil de deuda.

Además, el gobierno de Donald Trump, mediante las sanciones, prohíbe a Citgo el pago de dividendos a Venezuela o a Pdvsa o cualquier otra persona que actúe en nombre de la nación suramericana. Hace tres años, Citgo se endeudó justo para darle dividendos a la estatal.

Las medidas no afectan las transacciones en el mercado secundario de los bonos. En el listado el que no aparece es el título que vence en el 2036 y que fue emitido por Finanzas en diciembre de 2016. Dicho papel no se ha podido desmaterializar —está en físico—, lo que ha impedido su negociación. Hace dos meses, el Gobierno tocó las puertas de las instituciones para ofrecerlo pero no tuvo respuestas.

Bonos que se pueden negociar by Crónica Uno on Scribd

Para Grisanti, estas medidas acercan cada vez a Venezuela a la posibilidad de declararse en default —cesación de pago— y prevé que el Gobierno de EE UU podrían seguir dándole vuelta a la tuerca con más sanciones financieras. En octubre, la República y Pdvsa tienen que pagar en deuda 1,6 millardos de dólares.

Foto: Pixabay



Participa en la conversación