Eralmira Zambrano y sus dos hijas caminan por las avenidas Zuloaga, Roosevelt y Prado de María en busca de agua. Las niñas ya tienen cinco días sin ir al colegio.

Caracas. Calle arriba y calle abajo para llenar las garrafas. Eralmira Zambrano camina preguntando ¿hay aguita por ahí?. Cada vez que pronuncia la frase levanta por encima de su cabeza el botellón vacío. Sus dos niñas resuenan los potes que sostienen mientras sus miradas intentan dar con un chorrito. En ocasiones los vecinos de la comunidad que sí cuentan con el servicio, permiten que los demás puedan llenar los envases.

Así van las tres por la avenida Zuloaga, en el sector La Bandera, buscando lo que desde hace 20 días dejó de correr por las tuberías de su casa. En la mañana de este viernes Hidrocapital informó que inició el protocolo de arranque y llenado de tuberías de los sistemas de bombeo del Sistema Tuy III y II. La recuperación del servicio será progresiva, de acuerdo al plan de abastecimiento que aplica para cada uno de los acueductos

El pasado jueves Hidrocapital explicó que motivado a unafalla eléctrica en la línea 230 Kv Diego de Losada-Camatuy I, las operaciones del Sistema Tuy III se encuentran paralizadas. Lo que ocasiona, según la hidrológica, bajas presiones hacia el Sistema Tuy IIEsta condición afecta al servicio de agua hacia sectores del municipio Libertador, del Distrito Capital, y los municipios Baruta, Hatillo, Chacao y Sucre del estado Miranda, se lee en el documento.

Estoy recién operada del pie, tengo 8 clavos y así cargo el agua, dice. Zambrano apresura el paso cuando ve que alguien viene cargando en el hombro los botellones llenos. La pregunta ya no es dónde están vendiendo pan o harina sino ¿dónde conseguiste agua?. Le responden que se la regaló una señora.

Lee también
Caraqueños agobiados por los grifos secos

Zambrano guía a las dos niñas para que pregunten en los locales comerciales si les pueden hacer el favor de regalarles una garrafita de agua. Pero ellos tampoco tienen. Ya van cinco días desde la última vez que las niñas fueron a clases. No tienen uniforme limpio. El agua que logran conseguir es para cocinar y beber. Cuando no consigo nada me toca irme a la casa de mi mamá en Cúa para lavar, expresa Zambrano.

El camino se hace largo para las tres. Solo quieren llenar un botellón de 20 litros, 2 de 5 litros y 6 envases de 2 litrosY yo con este dolor en el pie, tampoco me traje el bastón, susurra Zambrano mientras camina.

Las niñas decidieron colocar un envase tras otro para agilizar el proceso.

Las tres mujeres recorrieron desde la avenida Zuloaga a la avenida Roosevelt y terminaron en Prado de María. En una cauchera preguntan si les pueden regalar agua. Es agua de tanqueta, señora. Ella responde que no importa. Vénganse, niñas, traigan los peroles.

Comienzan a sacar los envases de la bolsa y los ponen en fila. Retiran las tapas y las dejan a un lado del recipiente. Mientras una realiza el llenado, la otra cierra y aparta el pote. No botes el agua, china, manifiesta la más pequeña cuando el agua va llegando al tope. Zambrano está del otro lado llenando el más grande.

Lee también
Hidrocapital utilizará quebradas de El Ávila para surtir de agua a Caracas

Niñas, vamos. Conseguí una cola para llevar el agua, grita. Ellas agilizan el proceso y logran terminar. No pasará mucho tiempo para que regresen por más agua.

Como alternativa a la falta de agua en los municipios, el ministro de Ecosocialismo y Aguas, Ramón Velásquez, informó el pasado sábado que Hidrocapital tomó el control de las plantas Cloradora Los Chorros, Castellana Norte y Gamboa del Parque Nacional Waraira Repano para iniciar el proceso de potabilización del agua y servir a Caracas.

Foto: Carmen Victoria Inojosa



Participa en la conversación