La carrera de Amoroso lo define como uno de los hombres de línea dura del oficialismo y del Partido Socialista Unido de Venezuela, una relación que hace dudar sobre si la lealtad del nuevo contralor estará con la institución que ahora representa o con sus amigos dentro del partido que comanda Nicolás Maduro y que ocupa el grueso del Estado venezolano.

Caracas. El pasado 23 de octubre la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) volvió a apartarse de su función original de escribir una nueva Constitución, para designar a Elvis Amoroso —hasta ese momento primer vicepresidente de ese mismo cuerpo— como el nuevo contralor general de la República, una designación que, dada la historia de militancia política de Amoroso en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), siembra la duda sobre si el dirigente chavista hará una verdadera contraloría a un Gobierno conformado por sus compañeros de partido.

Su currículum no es para nada malo, Amoroso es abogado, egresado de la Universidad Bicentenaria de Aragua en el 2006; economista de la Universidad Santa María; educador y músico, esto además de una serie de estudios que ha realizado en países como Estados Unidos y España, todo esto según lo refleja su perfil en el portal Poderopedia. Ahora bien, las dudas sobre si es o no adecuado para el máximo cargo de la Contraloría se refieren más bien a su historia política reciente.

Desde el año 2005, Amoroso estuvo dentro de la Asamblea Nacional, resultando electo por el estado Aragua, y para el 2010 recibió apoyo del PSUV para su reelección, la cual consiguió para el período 2011-2016.

Lee también
Para Observatorio Electoral Venezolano el simulacro no cumplió los objetivos

Durante su último período —último, además, en el que el chavismo controló la mayoría del Parlamento— llegó a ser designado como primer vicepresidente de la AN, que tenía a Diosdado Cabello en la presidencia, un preludio de la misma dupla que ambos harían dentro de la directiva de la Constituyente: Cabello fue designado presidente de la ANC el 14 de junio de 2018, mientras que Amoroso fue primer vicepresidente desde agosto de 2017 hasta octubre del mismo año cuando asumió la segunda vicepresidencia.

Amoroso no cumple con los requisitos mínimos que se necesitan para ser Contralor General de la República:

Según el artículo 11 de la Ley Orgánica de la Contraloría General de la República, uno de los principales requisitos para ser designado es tener un mínimo de 15 años de graduado, algo que Amoroso no tendrá hasta el 2021 dado que él se graduó de abogado en el 2006, pero además se requiere “ser de reconocida honradez y competencia”, otro punto que puede descalificar a Amoroso quien ya ha sido señalado y sancionado por dos países (Estados Unidos y Panamá) por su presunta vinculación con hechos de corrupción y la violación de Derechos Humanos.

“Elvis Amoroso es la antítesis de lo que debe ser un Contralor”

La Contraloría General de la República no es cualquier institución del Estado venezolano, es quizás una de las más importante para un país como Venezuela, que atraviesa por una severa crisis económica y que necesita rendir al máximo sus recursos.

El rol del contralor general, cargo que le asignaron a Elvis Amoroso en la ANC sin siquiera plantear un debate al respecto y saltándose la convocatoria a un concurso de credenciales, es uno que requiere imparcialidad total para ejercer una serie de funciones que incluyen, por ejemplo, la de recibir la rendición de cuentas de todas las instancias públicas del país.

Lee también
Gobierno responsabiliza a dueños de estaciones por colas para gasolina

El diputado Freddy Superlano, presidente de la comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, asegura que precisamente por lo importante del cargo, la decisión de Elvis Amoroso no es la adecuada y que lo único que demuestra es un “pase de factura que le hicieron al [ex] contralor [Manuel Galindo]” por unas “declaraciones en las que reconoció que la corrupción estaba viva en Venezuela”.

“Se nombra a Amoroso con la intención de tener la tenaza controlada para ejercer presión sobre disidentes del Gobierno y opositores que les sean incómodos. Como el partido del Gobierno tiene tanta gente que se le está yendo utilizan a este personaje para amarrar a su gente”, aseguró el diputado.

Superlano llegó inclusive a manifestar que Amoroso “es la antítesis de lo que debería ser un contralor (…) todo lo contrario a lo que se requiere del cargo”.

Y añadió: “El Gobierno no pudo escoger un mejor personaje para representar la corrupción en lo que debe ser la lucha contra la corrupción, es el nombramiento más bizarro que puede tener el Gobierno en la actualidad. Elvis Amoroso no está capacitado ni para ser el contralor de un municipio”.

Amoroso cuando fue diputado estuvo asumió la redacción de la Ley Contra los Ilícitos Cambiarios y además impulsó una ley para regular los precios de los vehículos que al final no avanzó.


Participa en la conversación