Las pérdidas que registran los pocos comerciantes del municipio Costa de Oro rondan el 80 %, debido a la suspensión del servicio eléctrico que apenas fue restablecido este domingo, después de 13 días sin luz.

Maracay. Desde el 30 de julio, la población de Ocumare de la Costa en el estado Aragua quedó sin energía eléctrica. Las lluvias generaron una avería en las torres 30 y 31, ubicadas en una zona montañosa e intrincada. Los trabajadores de Corpoelec debieron ser trasladados por vía aérea, hasta la zona de la avería, en el circuito Cumboto-Santa Clara. Fue el sábado 3 de agosto en la tarde, cuando el servicio fue restablecido a medias, pues solo se lograron activar dos de las tres fases que se requieren.

Pero duró poco. Un día después, luego de una falla en la torre 37, los pobladores de la zona reportaban una nueva interrupción del servicio que se extendió por una semana más. Este domingo 11 de agosto, de acuerdo con la información aportada por el presidente de la Asociación de Comerciantes de Costa de Oro, Richard Ocanto, finalmente Ocumare de la Costa cuenta con electricidad.

Richard Ocanto, presidente de la Asociación de comerciantes Costa de Oro

Sin embargo, las pérdidas que ha dejado la interrupción constante y reiterada de la electricidad en el litoral aragüeño son incalculables. Unos 250 comerciantes establecidos en Ocumare de la Costa han quedado reducidos a 168.

Las pérdidas totales están por el orden de 80 % y la situación tiende a empeorar. Solo 10 % de los comerciantes poseen planta eléctrica, apenas contamos con una estación de servicio y los servicios de telefonía e internet también fallan”, explica Ocanto

Y es que al no contar con energía eléctrica, los ocumareños se quedan incomunicados. Las principales operadoras telefónicas no funcionan y en consecuencia, los puntos de venta.

Lee también
En mercado Los Cocos de Puerto La Cruz predomina el trueque por alimentos y la ley del más fuerte

Ocumare de la Costa, capital del municipio Costa de Oro, es una población turística ubicada en la faja litoral del Parque Nacional Henri Pittier, a 43 kilómetros de la ciudad de Maracay y con una población de alrededor de 13.847 habitantes. Después del cultivo de cacao, el turismo y la pesca de mar son las actividades más importantes para la comunidad.

Sus playas son mundialmente famosas y destino obligado para los turistas propios y foráneos. Bahía de Cata, Cuyagua, La Ciénega son apenas algunas de las hermosas playas que posee Ocumare de la Costa.

Pero el turismo ha quedado reducido a su mínima expresión. Sin servicios públicos, pues el agua potable también escasea en Ocumare de la Costa, esta fuente de ingresos comerciales se ha reducido dramáticamente.

En 90 % –detalla Ocanto– se redujo la afluencia de temporadistas a Ocumare de la Costa, debido a las fallas eléctricas. Esta ha sido la peor temporada vacacional.

Destaca el hecho de que la mayoría de las posadas que aún operan en la zona no cuentan con planta eléctrica y las fallas en la electricidad dejaron al municipio sin agua por varios días, supuestamente por averías en la tubería matriz.

“No tenemos punto, no tenemos pago móvil, no tenemos nada y no tenemos manera de vender. Lo poco que se vende es en efectivo en bolívares o dólares o hacemos trueque”, cuenta Jorge Luis Araujo, propietario de una modesta pescadería ubicada en la Boca.

Algunos lugareños aseguran través de Twitter, que la mayoría de los pescadores termina por lanzar a la basura cientos de kilos de pescado en descomposición.

Lee también
Varios sectores sin luz en Caracas este martes 13

Manuel Medina, vocero de la Asociación de Pescadores de Ocumare de la Costa, señalaba una semana después de la interrupción del servicio, que las pérdidas económicas superaban los 20 millones de bolívares.

Extraoficialmente se pudo conocer que el presidente de la Cámara Municipal de Costa de Oro, el concejal por el PSUV, Héctor Pulido, se habría comprometido a gestionar ante Corpoelec el mantenimiento del servicio eléctrico en toda la montaña, con el apoyo de los milicianos.


Participa en la conversación