Llegó 2018 y con él la esperanza de las familias que residen en este sector de la parroquia José Casanova Godoy (Maracay) de que los saquen de las aguas putrefactas que provienen del Lago de Valencia, las cuales se desbordan de manera progresiva e inundan sus viviendas.

Caracas. Desde el 2004, comunidades del sur de Maracay han sido afectadas con la crecida del Lago de Valencia —también conocido como Lago de Tacarigua—. Las casi 200 familias que quedan en el sector Aguacatal II piden al gobernador Rodolfo Marco Torres y al alcalde del  municipio Girardot, Pedro Bastidas, que los reubiquen en viviendas dignas y que hagan el saneamiento de ese reservorio natural.

La vivienda de Jairo Guillén está rodeada de agua contaminada proveniente del Lago de Valencia. Foto de ONG Aguas sin Fronteras

Jairo Guillen es uno de los vecinos del sector que está atrapado en su vivienda, tuvo que improvisar una balsa para entrar y salir de su hogar. Otros vecinos han construido puentes de madera para acceder a las viviendas. 

En Aguacatal II hay familias que presentan afecciones de la piel debido a la contaminación de las aguas del Lago. Merlín García es una de las personas afectadas. Expresó su preocupación porque a pesar de los operativos de salud en la zona proliferan escabiosis y alergias.

El pasado 16 de diciembre, durante la actividad de pintura de mural patrocinada en Aguacatal II por Crónica.Uno,  niños y adultos del sector expresaron sus inquietudes por la paralización de las reubicaciones. Dijeron que la crecida del Lago de Valencia es un problema hace tiempo conocido por autoridades salientes y entrantes de la entidad, sin que todavía haya respuesta.

Lee también
Aguacatal II es la letrina de Maracay

El pueblo pregunta

A través de su programa El Pueblo pregunta, Espacio Público, la asociación civil que promueve y defiende la libertad de expresión, el derecho a la información y la responsabilidad social en medios, se reunió con los vecinos perjudicados por la crecida desproporcionada del Lago los Tacariguas para conocer el problema de primera mano. Ante la preocupación por la falta de información al respecto, la organización envió una misiva a distintos entes tanto del gobierno nacional como a relatores de las Naciones Unidas y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para dar a conocer las afectaciones que padecen 14 comunidades de Aragua aledañas al Lago 2 que van desde constantes inundaciones, problemas con el suministro de servicios públicos básicos como agua potable y luz hasta problemas de salud tales como enfermedades gastrointestinales, oculares y dérmicas.

Esta ONG recibió dos respuestas de los referidos entes internacionales. En la primera comunicación dieron acuse de recibo de la misiva y anunciaron que el tema sería discutido dentro de la instancia. En la segunda, con fecha 20 de octubre del 2017, Elena Dietenberger, de la Secretaría de la Relatoría Especial sobre el derecho al desarrollo de las Naciones Unidas, solicitó a Espacio Público información sobre “el aumento de los niveles de agua y las subsecuentes inundaciones, las comunidades afectadas y las medidas adoptadas por el Estado”.

Posibles soluciones 

Jesús Castillo, ingeniero agrónomo egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV) presidente de la Fundación Agua Sin Fronteras,  informó que hay 8 sectores de Aragua afectados con la crecida de la cuenca, que hoy representa un problema sanitario por las aguas malolientas que lo conforman.

El experto cuestionó las soluciones dadas por el Gobierno sobre la construcción de muros alrededor de las comunidades.

La solución no es amurallar el Lago sino darle soluciones viables, sostenibles. En definitiva, durante los últimos 30 años no ha existido la voluntad política que resuelva el problema. Es una de las pocas comunidades que queda aquí porque las otras o las ha desplazado el Lago, han desaparecido o las han reubicado. Aguacatal II ha permanecido y ha mantenido su voz de protesta.

Para los habitantes de los sectores afectados con el desbordamiento del Lago de Valencia, la solución posible es la reubicación prometida por las autoridades y el saneamiento del lago.

Las aguas putrefactas salen por las alcantarillas de aguas servidas

Fotos: Norma Rivas @nrivasherrera



Participa en la conversación