Tamara López, madre de Richard Suárez, uno de los 11 jóvenes que estaban detenidos en El Dorado, confirmó que su hijo había entrado la noche del jueves al Centro de Formación Hombre Nuevo Libertador, en Tocuyito.

Valencia. Los 11 estudiantes de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL) de Maracay que permanecían recluidos en la cárcel de El Dorado, en el estado Bolívar, llegaron el pasado jueves al Centro de Formación del Hombre Nuevo Libertador (Tocuyito).

El traslado de los estudiantes ocurrió a las 5:00 a. m. desde el estado Bolívar y arribaron al centro penitenciario avanzada la noche.

La confirmación vino de boca de uno de los familiares. Tamara López, madre de Richard Suárez, estuvo esperando por los jóvenes a las afueras del recinto carcelario.

Yo los ví cuando estaban ingresando, iban vestidos de amarillo. Yo les llevaba comida y agua porque pensaba que podrían necesitarlo, pero uno de los custodios me dijo que allí serían bien tratados, aseguró a Crónica.Uno vía telefónica.

En total habrían trasladado a 16 privados de Libertad de El Dorado al nuevo anexo de Tocuyito. Iban los 11 estudiantes de la UPEL detenidos el pasado 2 de julio en la madrugada y cinco hombres que quedaron detenidos por saqueos en Aragua, precisó López.

Los visitas tendrán que esperar

Mucho tiempo ha pasado desde la última vez que la madre de López pudo ver a su hijo, aunque aseveró que el joven había sido bien tratado durante su reclusión en el estado Bolívar. No podrá verlo sino hasta cumplirse 45 días más.

Lee también
Trasladan a Carabobo a estudiantes de la UPEL Maracay recluidos en El Dorado

Según el testimonio familiar, unos custodios explicaron que el procedimiento obligaría a que los nuevos ingresos permanezcan 45 días en el penal antes de recibir visitas. Los días de visitas reglamentados son los sábados y domingos, mientras que los martes se han destinado para recibir los aportes y enseres de los familiares.

La fiscalía militar recomendó durante los actos conclusivos el sobreseimiento de la causa para 22 de los 27 estudiantes upelistas. Para López, el traslado sería una señal de que pronto serán liberados.

La travesía ha sido ardua.

Irrumpieron en las instalaciones de la UPEL, los golpearon, los torturaron y los llevaron a la comandancia General de San Jacinto, en Aragua. Les hicieron la audiencia y nos dijeron que podríamos verlos, pero no fue así”, recordó con amargura la afligida madre.

Foto: Cortesía



Participa en la conversación