Fiscalía “pelotea” caso de asesinato en protesta de Mervins Guitián (y IV)

Olvidados de las protestas

Familiares del joven discapacitado de 26 años, asesinado el 20 de abril durante una manifestación en Petare, indicaron que en el Ministerio Público siempre hay una excusa para mostrar avances en las investigaciones.

En el expediente aparecen presuntamente implicados seis funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y un arma larga.

Caracas. Han pasado ocho meses desde que Mervins Fernando Guitián Díaz fue asesinado durante una manifestación, en la que no participaba, en el puente 5 de Julio de Petare.

El jueves 20 de abril de este año Petare estaba encendido con las protestas. El joven de 26 años se encontraba en casa de una tía de crianza en la parte alta de Petare, buscando comida, y al bajar se encontró con la represión de los cuerpos de seguridad del Estado, quedó paralizado del miedo al escuchar las detonaciones. En ese instante recibió el impacto.

Seis funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se encuentran señalados en el expediente como presuntos implicados en su muerte, pero hasta el momento ninguno está detenido ni se ha abierto una investigación.

Lee también
Jesús Ibarra intenta recuperar habla y movilidad tras caer al Guaire por golpe de lacrimógena (I)

El gas lacrimógeno llegaba hasta las viviendas ubicadas en sectores más altos. Los vecinos se encerraron en sus casas y solo escucharon las detonaciones de perdigones, bombas lacrimógenas y armas de fuego, por largas horas. Una bala de arma larga perforó el abdomen del joven.

Mervins fue ingresado al hospital Dr. Domingo Luciani, en El Llanito,  herido —supuestamente— por el impacto de un perdigón, esa fue la información que les suministraron a sus tías y primas cuando llegaron. Pero realmente estaba herido de bala, así se lo confirmó la doctora de guardia a su abuela, Nervis Díaz, cuando entró a la Emergencia.

Video del 21 de abril de 2017:

El joven era discapacitado. Desde los nueve meses de nacido fue diagnosticado con epilepsia focal sintomática secundaria a meningitis y epilepsia del lóbulo temporal izquierdo. Además veía con dificultad, tenía cuatro operaciones en el ojo izquierdo.

Luego de su muerte su casa no tiene la misma luz, la misma alegría que él reflejaba. La humilde vivienda, ubicada en la escalera Negro Primero del barrio Sucre, en Petare, ahora permanece en silencio con la sala llena de fotos de él.

Lee también
“No descansaremos hasta hacer justicia por el asesinato de Mervins Guitián”

Su cuarto se encuentra intacto, como lo dejó. La cama está tendida, con su bicicleta al pie y el clóset ordenado con toda su ropa. Su abuela lo crió desde bebé porque ayudaba a su hija mientras trabajaba y cuando ella murió —de causas naturales— se encargó por completo de él. Guarda todavía los dibujos que hacía mientras estuvo en la escuela, al igual que las boletas, fotos y el sinfín de exámenes médicos a los cuales era sometido periódicamente.

En la sala de la vivienda hay varias fotografías de Mervins. Una vela en el centro acompaña el pequeño tributo que le hacen sus familiares

Por luto no quería decorar la vivienda de Navidad, pero un buen día se decidió a hacerlo e incluso colocó una estrella cerca de su habitación, que a él le gustaba mucho.

Él siempre montaba esa estrella en la reja, ayudaba a mi mamá con la decoración. Un día llegué a la casa y mi mamá ya había montado esa estrella grandísima, no sé cómo lo hizo porque hay que trepar, contó Mileidys Díaz, tía de Mervins.

Lee también
Adolescente detenido en manifestación de Altamira tiene 5 meses en espera de su libertad (II)

Investigaciones a paso de morrocoy

El joven no participaba en las manifestaciones convocadas por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que iniciaron el 1° de abril de este año en contra de la gestión del presidente Nicolás Maduro, y culminaron el 31 de julio. Pero se consideraba opositor.

Según el cifras del Ministerio Público (MP) bajo la tutela de Luisa Ortega Díaz —fiscal destituida por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC)—, se registraron 129 fallecidos durante las protestas.

Aunque Fiscalía designó a los fiscales 80 nacional, Elvis Rodríguez y 125 de Caracas, Jorge Rebolledo, para investigar su muerte, la familia no tiene avances.

Siempre que vamos a Fiscalía encontramos excusas. Primero nos dijeron que el fiscal estaba de vacaciones, luego que estaba de reposo, después que tuvo un problema familiar y la última que estaba de permiso y nos asignaron a un fiscal suplente que nos dio cita para 15 días después, detalló la tía del joven, quien ha tomado las riendas de las investigaciones.

Al regresar nuevamente el abogado les pidió ocho días más porque no había revisado el expediente. Y al volver en el tiempo acordado se encontraron con que habían destituido a ese fiscal.

Ese fiscal nos pidió tiempo para revisar el expediente porque, según él, el caso de mi sobrino debía ser tratado especialmente. Ya tenemos un mes en esa situación, según iban a asignar a otro, dijo.

Las excusas son distintas cada vez que acuden al MP. En la última oportunidad, hace dos semanas, les pidieron que regresaran otra vez en ocho días porque la fiscal suplente estaba de comisión.

A Mervins Guitián lo crió su abuela Nervis desde que era bebé. Recordó que era fanático de los Leones del Caracas y le encantaba manejar su bicicleta.

En los documentos aparece el arma larga incriminada y seis uniformados de la GNB. Como parte de los pretextos a su familia le dicen que se encuentran de comisión. Siempre nos tienen una excusa.

Mileidys presume que las trabas en las averiguaciones son porque se negaron a hablar con los encargados de la Comisión de la Verdad, que creó el Gobierno. Me llamó un abogado de parte de la presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez. Nos pidió que nos reuniéramos y que ellos asumieran el caso para darle solución. Querían que la entrevista fuera grabada, añadió.

Pero la abuela de Mervins no quiso sentarse con figuras del Gobierno, no quieren politizar su muerte. Creen que después de que se negaron a conversar con ellos iniciaron las piedras en el camino.

Uno de los fiscales designados prometió ayudarme y a los tres días lo destituyeron. Creo que como no llegamos a ningún tipo de arreglo con ellos quieren engavetar el caso, soltó.

Tampoco han querido reunirse con Lilian Tintori, esposa del dirigente político Leopoldo López, y el grupo de abogados que les ofreció asesoría, para evitar politizar el crimen.

Mervins trabajaba como supervisor de mantenimiento en la Alcaldía del municipio Sucre, desde hace nueve años.

Fotos y video: Yohana Marra


Participa en la conversación