Esta organización ha atendido a 8000 personas a través de sus siete programas: Comunidad Payamigo, Centro de Recreación y Formación, Payalegría Hospitalaria, Payaventura de años, Payasueños y talleres cooperativos. Su lema “el regalo eres tú” ya está en 9 ciudades del país.

Caracas. Ya hace siete años de aquel 24 de diciembre en que Alí Sosa, mejor conocido como doctor Calvito, visitó el sector rural Guacamaya, vía Belén en el estado Aragua. En medio de un partido de futbol con los niños de esa comunidad, les preguntó qué harían en Nochebuena. Uno de ellos dijo que estaría en casa, “como todos los años”. Así surge la idea de crear la Fundación Doctor Payamigo, ese día, doctor Calvito se reunió con diferentes familias para recolectar alimentos, ropa y juguetes y sorprender así a los habitantes del sector Guacamaya.

Después de esa experiencia quedó el compromiso con la comunidad y cada Navidad y Día del Niño llevan obsequios. Con el paso de los años incluyeron la formación como parte fundamental de sus visitas. Solo se puede dar cuando nos desprendemos, nos entregamos, somos agradecidos y compartimos no lo que nos sobra, sino lo que somos, piensa Everis Silva, director de finanzas de la Fundación Doctor Payamigo.

Hoy más de 200 voluntarios y personal de apoyo en todo el país se encargan de empoderar a las comunidades con risas y formación en valores. Con el lema “el regalo eres tú”, ya han atendido a 8000 personas a través de los 7 programas de Payamigo: Comunidad Payamigo, Centro de Recreación y Formación, Payalegría Hospitalaria, Payaventura de años, Payasueños y talleres cooperativos.

Esta institución sin fines de lucro tiene diversas ciudades, siendo Maracay su sede principal. En Puerto Ayacucho, Maracaibo, San José de Perijá, Coro, Barquisimeto, Mérida, Valencia y Caracas también hay un espacio para la risa y la formación.

En los talleres y charlas acude un personal especializado para tratar temas de salud, prevención, riesgo, seguridad, entre otros. En cada visita mensual atienden a 150 personas aproximadamente.

Nuestro lema es ‘el regalo eres tú’. Más allá de ser payasos de comunidad y además de llevar donaciones, nuestra intención es que a través de nuestra filosofía ‘el regalo eres tú’, poder empoderarlas con la formación en valores, dinámicas, juegos y, sobre todo, creando sinergia en las zonas vulnerables que necesitan tanta atención y escucha. Comunidades que de alguna manera se encuentran desprotegidas y con grandes carencias, cuenta Silva.

Fundación Payamigo quiere llegar a más comunidades y generar en ellas un cambio real, que alcancen el empoderamiento, la inclusión social, la reinserción laboral y la unión familiar: Queremos que la risa sea el principal instrumento para compartir con otros. Tenemos oportunidades para hacer cosas que generen un mayor impacto, enfatiza Silva. Y agrega: La primera vez que vamos a una comunidad están todos a la expectativa, los niños son los que más se involucran y disfrutan las actividades y la comida, los regalos y los pintacaritas. Sin embargo, cuando vamos por segunda vez nos esperan en la carretera.

Lee también
Edgar Silva se llenó de canas defendiendo a los viejitos

En los talleres y charlas acude un personal especializado para tratar temas de salud, prevención, riesgo, se

Payamigo educa a través de la risa, llevando valores y motivación a niños, jóvenes y adultos.

guridad, entre otros. Y en cada visita mensual atienden a 150 personas aproximadamente. La Fundación considera que en este contexto político, económico y social en que se encuentra el país es necesario apostar por la solidaridad, el amor, la formación y la educación de niños, jóvenes y adultos. La intención es mejorar la comunicación, la integración, el trabajo en equipo. Motivar a la comunidad a través de la risa, señala Silva.

El 17 de febrero los voluntarios de Payamigo estarán en el Sector La Planta y en Guacamaya. La organización evalúa abrir un centro de formación y recreación en San Mateo, estado Aragua.

Fotos: @photonikamcy



Participa en la conversación