No pudieron marchar desde la plaza de La Moneda hasta la Defensoría del Pueblo. Estaban reclamando mejores sueldos e insumo para los hospitales.

Caracas. Agobiados por los bajos sueldos, la escasez de comida y por las pésimas condiciones laborales, este miércoles los obreros, empleados y enfermeros de los centros asistenciales capitalinos intentaron hacer una marcha desde la plaza de La Moneda, ubicada en la parroquia Altagracia, hasta la Defensoría del Pueblo, para exigir mejoras salariales. Los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) los cercaron desde las 7:00 a. m., no los dejaron concentrarse y mucho menos avanzar hasta su destino.

Pablo Zambrano, secretario Ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Salud, denunció que los funcionarios de la Guardia lo amedrentaron en todo momento. “Lo que estamos haciendo es una lucha por los trabajadores, por el salario y por la familia venezolana”.

A eso de las 9: 00 a. m. un grupo de trabajadores de los hospitales Vargas, Periférico de Catia, Magallanes de Catia, El Algodonal, Lídice, el Clínico Universitario y Coche, lo acompañaron hasta la Defensoría, con sede en la avenida Urdaneta, en donde pretendían entregar una carta a Alfredo Ruiz.

Ese objetivo tampoco pudo ser completado debido a que un pelotón de uniformados, en compañía de la PNB, les cerró el paso. El equipo antimotín no los dejó manifestar pacíficamente, derecho contemplado en la Constitución nacional.

Nuestros trabajadores, desde los médicos hasta los obreros se están yendo. No tienen cómo mantener a la familia, lo que intentamos hoy es ese llamado, esa exigencia al Gobierno, a Nicolás Maduro quien cuando fue dirigente sindical fue bien reclamón. Pero en estos momentos no nos deja manifestar ni reunirnos, no deja que exijamos al patrono [al Gobierno] lo que nos corresponde por derecho.

Al final, entregaron el documento a un personal designado por el despacho, que fue firmado por todos los gremios de la salud.

Lee también
Familiar de víctima de Lomas de Urdaneta: “Los policías gritaban por las ventanas: ahí va el primero”

El próximo viernes 8, dijo, se reunirán en el Colegio de Enfermeras, donde decidirán las próximas acciones a tomar. No descartó un paro nacional. Y lo que sí es un hecho, es que luego de Carnaval iniciarán jornadas de protesta en todos los hospitales en el ámbito nacional.

Zambrano destacó que llevarán a instancias nacionales, como la Organización Internacional del Trabajo, el hecho de que se sigan criminalizando las protestas de trabajadores en el país. “Lo que queremos es que nos paguen lo que merecemos para poder mantener a nuestras familias”, sentenció.

Fotos y videos: Mabel Sarmiento Garmendia


Participa en la conversación