La asignación de este año fue aprobada por el Jefe de Estado en octubre de 2016 y se saltó el control de la Asamblea Nacional.

Caracas. El Gobierno empezó a desembolsar sus recursos para los salarios y otros gastos de los ministerios, sin que la Ley de Presupuesto de 2017 esté publicada en la Gaceta Oficial.

En octubre, el presidente Nicolás Maduro utilizó el decreto de emergencia económica para aprobar la asignación y el endeudamiento de este ejercicio y lo entregó al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para que lo avalara.

De esta manera, se saltó la autorización que debe dar la Asamblea Nacional (AN) y que además está contemplada en la Constitución. Ya al inicio del 2016, el mandatario también omitió la opinión del Parlamento para el visto bueno de los créditos adicionales.

Lee también
Sin pasar por la AN, Maduro autoriza gasto de 2017 en Bs. 8,4 billones y amenaza a los gobernadores

En la Gaceta Oficial del 14 de octubre, el Ejecutivo notificó que en Gacetas Extraordinarias están la Ley de Presupuesto y la Ley de Endeudamiento, pero hasta la fecha solamente ha circulado la segunda, cuyo monto asciende a 239 millardos de bolívares.

Por tanto, el presupuesto —que Maduro dijo asciende a 8,4 billones de bolívares— continúa sin divulgarse a tres meses de su autorización. No obstante, el Gobierno ya empezó su ejecución.

En las dos primeras semanas de enero la Oficina Nacional del Tesoro erogó 133 millardos de bolívares, y el grueso de la plata se destinó a los sueldos de los empleados públicos.

Información a medias

Hace tres meses, el Jefe de Estado dijo que el gasto del 2017 se financia con: ingresos tributarios por 7 billones de bolívares, aportes petroleros por 276 millardos de bolívares y una contribución de las empresas estatales por 1 billón de bolívares.

Del endeudamiento total por 239 millardos de bolívares, 162 millardos de bolívares cubren la asignación.

El barril de referencia es 40 dólares, sin embargo, las autoridades no precisaron inflación, crecimiento ni tipo de cambio.

Foto referencial: Miguel González



Participa en la conversación