Inundación en fiscalías de Parque Central pone en riesgo expedientes sin respaldo

fiscalías

Según fuentes internas, la mañana de este viernes encontraron anegadas las oficinas de la torre este por unos tubos que se rompieron. Se mojaron computadoras donde tienen información importante y, de no ser reparadas, se perdería la data.

Caracas. La mañana de este viernes 6 de septiembre amanecieron inundadas las fiscalías que se encuentran en las torres de Parque Central. Según fuentes internas de Crónica.Uno se averiaron unas tuberías sin que nadie se diera cuenta. 

La anegación pone en riesgo los expedientes guardados en las computadoras de cada oficina, de la torre este, pues si se dañaron los equipos, no cuentan con respaldo. Además se mojaron estantes de archivos y muebles. 

Fuentes contaron que el techo en la fiscalía 115 casi cae encima de un funcionario y registraron que otros techos también están en riesgo de caerse. 

Por la inundación no hay sistema en las fiscalías 101, 109, 114, 115, 116 y 117. Hasta el momento se desconoce con exactitud los daños ocasionados y muchos abogados temen que hayan perdido en totalidad los expedientes.

Si se llegaran a dañar las computadoras mojadas y los casos vienen del Cicpc podríamos recuperarlos a través de ese respaldo, pero si fueron tomadas las declaraciones en las fiscalías no hay forma de recuperarlo, indicó una fuente. 

Abogados trabajan acompañados de roedores

Se conoció extraoficialmente que hace dos años los trabajadores de las fiscalías de Parque Central pidieron a la directora —para ese momento— Jackien Ortegano que los trasladaran de sede, pues no cuentan con condiciones óptimas para el trabajo

Lee también
Parque Central: un urbanismo donde nada funciona

Frecuentemente, los abogados y personal administrativo deben lidiar con ratas y cucarachas en sus áreas de trabajo, ya que desde el 2017 no fumigan. Por ello los funcionarios se ven obligados a comprar venenos de su sueldo. También quedan expuestos a la inseguridad y en algunas oficinas han violentado rejas para ingresar. 

Tampoco tienen aire acondicionado y es normal que se queden sin agua entre una y dos semanas por botes de agua mal reparados. El problema con las tuberías de aguas negras y blancas ya había sido expuesto por los empleados desde hace dos años, pero aseguran que no les han prestado atención. 

En aquella ocasión la doctora Ortegano les planteó a los fiscales que buscaran espacios en otras sedes para mudarse. Aproximadamente seis fiscalías fueron traspasadas al PH del edificio Rupi, en Sabana Grande, pero por demoras en el pago del condominio y quejas de los habitantes por el excesivo uso del ascensor tuvieron que irse nuevamente a Parque Central.

La Corporación del Distrito Capital (Corpocapital) es la encargada del mantenimiento del área y no han ofrecido solución. Esta fue creada por Jacqueline Faría, exjefa de gobierno de Distrito Capital, quien asumió el mantenimiento de Parque Central después de que suspendieran el Centro Simón Bolívar en el año 2013.


Participa en la conversación