Oficialismo y oposición ya tienen listos los personajes que este año recibirán el rechazo popular en actividades que se harán en diversas comunidades. Mientras que unos preparan monigotes con los rostros de Lilian Tintori o Julio Borges, otros se proponen “quemar” al Tribunal Supremo de Justicia y a altos dirigentes del Gobierno, Tampoco se salva Luis Almagro, secretario general de la OEA.

Caracas, Cumpliendo con una tradición que se niega a morir, en las barriadas populares de nuestro país serán quemados monigotes, elaborados con diversos materiales de desechos, que simbolizan al discípulo que vendió a Jesucristo por 30 monedas de plata. Con esta actividad se expresa el rechazo a personas e instituciones o problemas sociales que son vistos como negativos para la población.

Famoso es el Judas de la calle Los Cármenes de El Cementerio, que cumple este domingo 76 años. Desde sus orígenes, de manos de la familia Loaiza, ha organizado actividades culturales y deportivas para amenizar la jornada que ha tenido como finalidad llamar la atención sobre un problema social que esté afectando en ese momento al país. En tal sentido, han llevado a la hoguera al Judas “Corrupción”, “Crisis financiera”, “Secuestro Exprés”, “El mentiroso”, “Esqueleto con remiendos”.

Juan Loaiza, uno de los promotores de esta tradición en El Cementerio, informó que el tema de este año es el hambre y el monigote que elaboraron con materiales de desechos “sale con una cara triste, llorosa. Nos reunirmos siempre y hacemos un consenso,  las personas  propusieron el bachaquero y otros, pero decidieron por el hambre porque abarca más, abarca el hambre de poder, hambre de alimentos, el deseo”.

Aclaró que este Judas no es político, no representa a ninguna tolda partidista sino que alerta sobre una situación social que golpea a todos los venezolanos.

Loaiza dijo que durante el Sábado de Gloria, en la comunidad realizarán actividades deportivas tradicionales  y este Domingo de Resurección comienza la jornada el maraton a primera hora y a las 3 de la tarde “Judas” arderá en llamas por haber traicionado al pueblo.

En nuestro país se ha hecho costumbre que oficialismo y oposición de forma a sus monigotes con cartones, trapos viejos, anime, entre otros, para quemarlos el último día de la Semana Santa en un acto público. Algunos leen el testamento del ajusticiado con chistes dirigidos a sus vecinos. Otros hacen el testamento con criticas a los personajes a incinerar. En esta oportunidad, chavistas y opositores están fajados en sus muñecos, pero no quieren adelantar quiénes arderán en llamas este año.

Hace dos años, vecinos de El Valle elaboraron el Judas Obama y lo incineraron en la Plaza Bolívar. Este año, esta comunidad ya eligió sus personajes. Jorge Castrillo, uno de los organizadores de la actividad, informó que en esta ocasión se harán tres monigotes: Julio Borges, Lilian Tintori y Luis Almagro, y pidió a los vecinos colaboración de fosforitos y ropa para vestirlos. En distintos grupos de WhatsApp informan que los muñecos serán el presidente del Parlamento y el secretario General de la Organización de los Estados Americanos.

En el 2015, Obama fue el Judas de los vecinos de El Valle. Cortesia

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, informó que cumplirán este año la tradición porque es una forma de que el pueblo proteste y rechace a los gobernantes que con sus acciones lo perjudican. El coordinador dijo que harán un Judas de tres cabezas, pero no quiso adelantar la identidad de los personajes.

En cambio, en Antímano y La Vega informaron que elaboran muñecos de trapo con la imagen del Tribunal Supremo de Justicia y con funcionarios del Gobierno.

Hace dos años la oposición llevó a la hoguera al presidente Maduro. Cortesia

Fotos: cortesía Vecinos



Participa en la conversación