El politólogo indicó que los resultados del 10D son señal de que el caudal electoral del chavismo está “estancado” y que se vale del control social para ampliar su base de apoyo de cara a las presidenciales.

Caracas. La contundente victoria del Gobierno en las elecciones municipales no fue una sorpresa. Sin embargo, la participación de 9.139.564 electores —que representan 47,32 % del Registro Electoral— fue un dato inesperado, luego de que los principales partidos de la oposición decidieran no participar en los comicios y los reportes de la asistencia de pocos votantes en todo el país. De acuerdo con el boletín del Consejo Nacional Electoral (CNE) el chavismo obtuvo 6,5 millones de votos y la oposición 2,7 millones.

Si esos 9 millones fueran verdad entonces ¿La oposición sin participar sacó tres millones? No puedo demostrar que son forjados los datos, pero no los puedo avalar porque no son consistentes a mi manera de ver, indicó el politólogo Luis Salamanca.

Salamanca añade que si se toman esos datos como fidedignos se demuestran dos cosas: que la votación del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) está estancada, pues luego de 2013 —cuando Maduro obtuvo, 7,5 millones de sufragios— el caudal electoral del chavismo no ha superado los 6 millones de papeletas y que hay un considerable sector del electorado —que Salamanca ubica en uno 5 millones de electores— que es coaccionado o chantajeado a través de “clientelismo autoritario” para que den su voto al partido de gobierno.El carnet de la Patria es el verdadero partido, sostuvo el analista.

Lee también
Maduro: Tendremos presidenciales en 2018 con todas las garantías constitucionales

Para el experto, los comicios del pasado domingo fueron un “ensayo” de cómo utilizar el carnet de la Patria para consolidar y ampliar la base electoral del PSUV, que oscila entre 5 y 6 millones de electores.

Es lo único que le queda porque es muy fácil hacer esto por la vía digital. Les permite llegar a donde no llega el PSUV, que es un partido burocrático que se ha venido abajo. Tengo tus datos, te envío plata y te aviso que viene. La gente que está en situación difícil puede resolver su día a día, para esa gente es una bendición que te lleven 100.000 bolívares y si viene con un discurso paternalista la gente se lo termina creyendo y si le agrego que los malos de la oposición te lo quitarán, redondeas una narrativa que conmueve.

Las cifras respaldan las aseveraciones de Salamanca. Maduro fue electo en diciembre de 2017 con 7,5 millones de votos. En las municipales de ese mismo año el número de votos disminuyó a 5,6 millones, en las parlamentarias fue de 5,59 millones y en las regionales alcanzaron 5.6 millones de sufragios. Si sacaron 6 millones el crecimiento es discreto, no ha vuelto a la cantidad que obtuvo Maduro. Además, tenemos que tomar en cuenta el crecimiento de la población. Si no es un descenso, entonces están estancados electoralmente.

El politólogo señala que el caudal electoral de la oposición oscila entre 8 y 9 millones de sufragios pero, al contrario del electorado chavista, se dispersa o decide abstenerse ante la falta de cohesión que muestra la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). “Los electores opositores son libres, autónomos, se deprimen y nadie los obliga a votar. Ya se ha dicho que 100 personas bien organizadas vencen a 1000 desorganizadas y eso es lo que tiene que ver la oposición. La única manera de enfrentarse a esto, exitosamente, es de manera unitaria. Los que piensen en otra vía están envueltos en una ilusión”.

Lee también
Negociadores de la MUD: Reverol debe retractarse de infamias contra la Unidad

Salamanca considera que, a pesar de los errores cometidos por los partidos de la oposición, la MUD sigue siendo una organización necesaria para lograr la derrota del chavismo. “La Mesa sigue siendo el símbolo político de la oposición, quedarse afuera sería un error”.

Opinó que la alianza política debe enfocarse en la definición de un candidato unitario para derrotar al PSUV, que buscará ampliar su base clientelar a través del documento de control. “No hay tiempo para mayores diagnósticos ni cambios internos. Los que están de acuerdo con la candidatura unitaria que se unan y lo escojan y los que no que hagan lo que quieran, esa es su opción y su responsabilidad”.

Foto: Miguel González



Participa en la conversación