La GNB y la PNB, actuaron de manera conjunta, arreciaron la represión y volvieron a disparar lacrimógenas directamente en contra de los manifestantes.

Caracas. Un frasco, de vidrio o de plástico y cuyo color es, invariablemete, marrón. Su contenido: materia fecal. Los famosos “Puputov” aparecieron en las manos de algunos manifestantes en la marcha de este miércoles, quienes también cargaban escudos alusivos a la Constitución. “Espero que no me caiga eso”, dijo una marchista cuando vio a una persona en la autopista con un frasco.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) llamó a concentrarse en 7 partes de la ciudad. Sin embargo, el grueso de los manifestantes solo logró hacerlo en los puntos del este. El destino era el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), pero de nuevo la represión, que se intensifica a medida que pasan los días de las protestas, impidió que las personas alcanzara su meta y dejó el saldo de, al menos, una persona muerta en Caracas: Miguel Castillo, de 27 años de edad.

La represión de los cuerpos de seguridad se intensificó.

Para las 5:20 p. m., Salud Chacao reportó que atendió a 84 pacientes: 2 heridos de bala (fuera de peligro), 65 traumatismos, 5 por perdigones, 12 por asfixia. “El objetivo de la represión es desgastarnos (…) Nada de esto va a ser en vano, este país lo vamos a cambiar”, aseveró el diputado Miguel Pizarro (PJ), poco después de que los manifestantes fuera barridos de la autopista.

La represión contra manifestantes se registró en la autopista Francisco Fajardo, en Altamira, Las Mercedes, El Rosal y San Bernardino. El diputado Freddy Guevara denunció la presencia de grupos paraestatales que dispararon con armas de fuego a los marchantes en este último punto. Un dirigente de Voluntad Popular fue llevado por los oficiales.

Lee también
Muere arrollado un joven durante manifestación en Maracaibo
Los frascos de “puputov” se vieron en la manifestación.

La emboscada

La mayoría de las personas se concentró en la Plaza Francia de Altamira. Pasadas las 12:00 m. comenzaron a caminar por la avenida Francisco de Miranda hacia la autopista Francisco Fajardo. Buena parte de los manifestantes eran jóvenes que llevaron escudos forrados con la portada de la Constitución o con la inscripción de algunos de sus artículos.

Un manifestante exhibe un casco de la GNB.

La oposición denuncia que el Gobierno dio un “autogolpe”, luego de que el TSJ asumiera, a través de unas sentencias, las competencias del Parlamento. Además, señalan que Maduro intenta abolir la Carta Magna con su propuesta de una Asamblea Nacional Constituyente.

A la 1:30 p. m., los manifestantes se encontraron con el piquete de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) conformado por 4 tanquetas, 3 ballenas y decenas de funcionarios que inmediatamente empezaron a accionar sus armas en contra de la multitud que, de nuevo, colmó la vasta arteria vial.

Empezó una batalla campal en la Francisco Fajardo que se mantuvo durante unas dos horas bajo un inclemente sol. Salieron a relucir los recipientes de “puputov”, algunos dejados en medio de la autopista, que los manifestantes debían esquivar mientras les lanzaban bombas lacrimógenas y perdigones. De nuevo la GNB lanzó los cilindros, que contienen los gases, directamente al cuerpo de la gente. Varios de los heridos fueron impactados por estos recipientes metálicos.

Manifestantes se enfrentan al piquete de la GNB.

La brutalidad del ataque obligó a las personas a replegarse. A la altura del distribuidor Ciempiés los manifestantes fueron emboscados por una acción conjunta de la GNB y la PNB. Mientras la brigada motorizada de los policías apareció por el lado izquierdo, la de los militares lo hizo por el flanco derecho. Ambos cuerpos de seguridad empezaron a disparar contra las personas. Esto se sumó al piquete que venía por la autopista y a las tanquetas de la GNB que estaban dentro de la Base Área Generalísimo Francisco de Miranda.

Lee también
9 claves para tomar en cuenta en caso de un allanamiento a su hogar

Los motorizados de la Policía Nacional ingresaron a la autopista y terminaron de dispersar a los marchistas, que subieron por el Distribuidor Altamira. Ahí un manifestante gritó contra funcionarios de la GNB, quienes le dieron alcance, lo retuvieron unos minutos y le robaron su teléfono celular.

La organización Espacio Público reportó que la Guardia impidió a los equipos de Televen y Venevisión hacer su cobertura en las inmediaciones del TSJ y que también agredieron al equipo de El Pitazo.

Los militares golpearon y lanzaron al suelo al motorizado que era el encargado de trasladar al equipo reporteril, indicó la ONG.

Dos ballenas actuaron de manera simultánea en la autopista.

Fotos: Francisco Bruzco | Carlos Crespo



Participa en la conversación