El gerente de Operaciones del ente, Enrique Quintana, se reunió con los chamos y recibió un documento que se comprometió a revisar. Hubo dos puntos de concentración para llegar hasta Las Mercedes.

Caracas. La marcha que encabezó el Movimiento Estudiantil este viernes —día 70 de protestas en contra del gobierno de Nicolás Maduro— llegó sin ningún inconveniente a su destino: la sede de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) en Las Mercedes. No hubo ni una bomba lacrimógena, ni perdigón, ni ninguna acción de represión de parte de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), ni la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), como ha ocurrido en innumerables manifestaciones que ha convocado la Mesa de la Unidad Democrática desde el pasado 1º de abril.

La convocatoria de los estudiantes era a las 12:00 m. en la plaza Francia de Altamira, a esa hora eran pocas las personas, pero a eso de la 1:00 p. m. comenzaron a llegar alumnos con franelas amarillas identificadas con el logo de la Universidad Simón Bolívar (USB), otros con banderas anaranjadas, color que representa a la Universidad Metropolitana (Unimet), y también hicieron acto de presencia alumnos de la Universidad Alejandra Humboldt y de la Santa María, así como de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

Todas las universidades que pertenecen al Movimiento Estudiantil, excepto la UCV, salieron desde la plaza Francia de Altamira.

A las 2:00 p. m. los chamos emprendieron camino por la avenida Francisco de Miranda. Los cánticos y consignas de costumbre fueron entonados durante todo el recorrido. La movilización pasó por el sitio donde murió Neomar Lander este miércoles. En el lugar varias personas se detuvieron a ver los homenajes dejados la noche anterior.

Mientras estos caminaban hacia Las Mercedes, desde las 12:00 m. también otro grupo de jóvenes, pero de la Universidad Central de Venezuela (UCV) decidieron concentrarse en la Plaza Alfredo Sadel, a pocas cuadras de la sede de Conatel que era el punto de llegada.

Lee también
UCV se deslinda de evento en Aula Magna calificado como "ofensivo"
Algunos manifestantes que pasaron de nuevo por el sitio donde murió Neomar Lander este miércoles.

La marcha de este viernes se convierte en la tercera, en 70 días, que llega a su destino. La primera fue el 22 de abril, que salió desde tres puntos de la capital y llegó hasta la Conferencia Episcopal Venezolana en Montalbán, la segunda fue el pasado viernes, 2 de junio, cuando el Movimiento Estudiantil se concentró en el Unicentro El Marqués y en Altamira y marchó hasta la sede del canal Venezolana de Televisión (VTV), ubicado en Los Cortijos, y este 9 de junio, sin que un solo policía o militar les impidiera el paso llegaron de manera pacífica a Conatel.

A diferencia del pasado viernes cuando acudieron a VTV —militarizada y custodiada por tanquetas y murciélagos en esa oportunidad— que frente a la institución pública ubicada en Las Mercedes no había funcionarios de la GNB, pero sí estaban dos del equipo de negociación de la PNB, y más de 40 uniformados de la Policía de Baruta que atravesaron dos patrullas en la calle. Estos no evitaron que la marcha llegara, sino que controlaron el orden de las personas en el lugar.

Momento cuando el grupo de estudiantes ingresa a la reunión con la dirigencia de Conatel.

“Estamos aquí de manera pacífica, y ya sabemos que Andrés Eloy Méndez [director General de Conatel] no nos va a atender. Hoy venimos hasta acá para que se diga la verdad en todos los medios de comunicación del país”, expresó Alfredo García, presidente adjunto de la Federación de Centros Universitarios de la UCV.

Aunque la marcha fue convocada por el Movimiento Estudiantil, en Las Mercedes había varios diputados a la Asamblea Nacional, respaldando el llamado a la calle por parte de los jóvenes. También acompañaron la manifestación los encapuchados que se identifican con la “resistencia”.

Lee también
Apucv realiza consulta para convocar a elecciones sin apoyo técnico del CNE

A las 3:10 p. m., a ocho estudiantes de distintas casas de estudios les abrieron las puertas del edificio y fueron recibidos por Enrique Quintana, gerente de Operaciones de Conatel. A la reunión entraron: Daniel Ascanio, presidente de la Federación de Centros Universitarios (FCE) de la USB; Diego Cerboni, consejero universitario de la USM; Samuel Díaz, presidente de la Federación de Centros de Estudiantes de la Unimet; Kelvin Noriega, representante de la Universidad Alejandro Humboldt, Alfredo García, presidente adjunto de la Federación de Centros Universitarios de la UCV y Santiago Acosta, consejero universitario de la UCAB, al que acompañaron dos alumnos más, y uno de ellos transmitió el diálogo por el canal de Periscope @ucabistas.

La manifestación tomó toda la avenida principal de Las Mercedes.

Solo Acosta, García, Ascanio y otro estudiante de la UCAB tomaron la palabra frente a Quintana, que los recibió en nombre de Méndez, ya que este se encontraba “en unas actividades fuera de Caracas programadas con bastante antelación”. Los jóvenes en sus intervenciones hicieron tres exigencias puntuales: reclamaron el cierre de medios y las señales que han salido del aire de la pantalla venezolana, los periodistas que han sido agredidos, y el rechazo al reglamento para el uso de las redes sociales.

A la primera exigencia, Quintana respondió que “en el caso de RCTV fue un vencimiento de la concesión. En el caso de algunos medios internacionales que salieron del aire se le hizo una investigación con su programación, y se determinó a través de esos procedimientos que esa programación no estaba construyendo la paz del país y por eso se retiró”.

En cuanto a las agresiones a periodistas, dijo que “Conatel no tiene pertinencia en ese tema. Solo el Ministerio Público es quien se encarga de eso y de hacer esas investigaciones, no nosotros”, y luego comentó que “los instrumentos de la ley que aplican al rector de los medios, aplican perfectamente a los medios de internet. Desde la Comisión no se está inculcando ningún instrumento nuevo que pretenda regular el internet” (sic).

Lee también
Escuela Bolivariana Julio Calcaño de Petare estará sin clases hasta enero por remodelación
Estudiantes de la UCV se concentraron en la plaza Alfredo Sadel y desde ahí se unieron a la marcha.

La reunión se extendió por 20 minutos. Daniel Ascanio, aseguró que “no hubo ningún acuerdo, ni compromiso” por parte de Conatel, y añadió que Quintana iba a revisar el documento que el Movimiento Estudiantil le entregó a quienes dirigen ese ente oficial.

El presidente de la Federación de Centro de Estudiantes de la USB, tomó un megáfono y se dirigió a todos los que marcharon y esperaron que culminara la reunión. Llamó a retirarse en paz del lugar y dijo que se van a mantener en la calle, levantando la mano, gritó: “Resistencia”, y todos repitieron la palabra varias veces entre aplausos y gritos.

Luego de finalizada la marcha, un grupo de jóvenes encapuchados de la “resistencia” trancó por su cuenta la autopista Francisco Fajardo a la altura de Las Mercedes. La acción no fue convocada por ningún líder estudiantil, ni tampoco la acompañaron. Colocaron barricadas, prendieron cauchos y algunos empezaron a sacar sus bombas molotov de los bolsos.

Algunos de los chamos de la “resistencia” que trancaron la autopista luego de las 4:30 p. m.

Fotos: Francisco Bruzco.



Participa en la conversación