En menos de 48 horas, otro menor de apenas 5 años y un adulto mayor, ambos de una misma familia, fallecieron el lunes de Carnaval, luego de ingerir un asopado de frijoles, arroz picado, cambur verde y yuca.

Otros 4 menores de edad y cuatro adultos del mismo núcleo familiar resultaron intoxicados. Uno de los infantes fue remitido a terapia intensiva del Hospital Central de Maracay. Ninguna autoridad se ha pronunciado ante esta alarma sanitaria.

Maracay. En menos de 48 horas, tres menores de edad —dos de ellas niñas— y un adulto mayor han muerto producto de la ingesta de yuca amarga en el estado Aragua.

Las dos primeras víctimas fallecieron entre el sábado y domingo de Carnaval. La primera llegó el sábado en la tarde sin signos vitales al Hospital José María Benítez, de La Victoria, y la segunda iba a ser remitida el domingo por la mañana al Hospital Central de Maracay (HCM) pero antes de que los familiares consiguieran un vehículo para trasladarla, falleció. Ambas provenían de una misma familia de 11 miembros, residenciada en el sector La Concepción del municipio Revenga y en la que resultaron intoxicados igualmente tres adultos que ya se encuentran fuera de peligro.

Por otra parte, este lunes de Carnaval se confirmó la muerte de otro menor de edad que ingresó al José María Benítez junto con otros 8 miembros de una misma familia, todos intoxicados luego de haber consumido un asopado preparado con frijol, arroz picado, cambur verde y yuca.

Jeimerson Rangel llegó al centro asistencial de La Victoria la noche del domingo con síntomas cianóticos, vómitos e hinchazón. Fue remitido inmediatamente al Hospital de Maracay, dada su gravedad. Pero no resistió los efectos de la intoxicación. Su hermano, Brian Rangel, igualmente intoxicado, también fue trasladado de emergencia la mañana del lunes al HCM y recluido en terapia intensiva. Su cuadro es delicado.

Su madre, Yelbi Rangel, de 25 años, también afectada, quedó recluida junto con su otro hijo, Kender Rangel, de 6 años. Ambos responden al tratamiento y están fuera de peligro. Yoander Rangel, de 9 meses de nacido; Yonder Rangel, de 6 años; Santiago Rojas, de 9, e Hilda Nieves, de 69 años, integrantes de la familia y que resultaron afectados por la ingesta, fueron dados de alta.

Todos provienen del sector La Linea 4 de Guacamaya, en el municipio Santos Michelena y los datos aportados coinciden en que la yuca que consumieron ambas familias fue comprada en Las Tejerías, capital del municipio en cuestión.

Lee también
En menos de 24 horas fallecen dos niñas en Aragua por consumir yuca amarga

Cristina Villaparedes, tía del niño fallecido, narró a Crónica.Uno que según el reporte médico que le ofrecieron a la familia, el menor habría fallecido por envenenamiento luego de consumir una sopa con yuca. Dio algunos indicios del lugar en donde Jhonatan Rangel, padre de los niños, habría comprado el tubérculo y donde las autoridades policiales iniciaron investigaciones e inclusive interrogarorios a varios vendedores ambulantes de la población de Las Tejerías, lugar en el que las dos familias afectadas en menos de 48 horas compraron la yuca.

Villaparedes confirmó, además, la muerte del señor Rogelio Peraza, tío de los menores intoxicados, quien habría fallecido por envenenamiento el pasado viernes.

De esta manera, son 3 niños y un adulto, que en solo dos días mueren envenenados por el consumo de yuca amarga en el eje este del estado Aragua.

“Es lo más barato que podemos comprar”, dijo Cristina Villaparedes, embarazada, refiriéndose a la yuca como uno de los alimentos que consumen con mayor frecuencia.

Crónica.Uno recorrió el municipio Santos Michelena (Tejerías) y pudo corroborar que los vendedores ambulantes de hortalizas ya no se encuentran en la avenida principal de la localidad, donde suelen montar sus improvisados puestos de venta. Algunos ciudadanos confirmaron que la mañana del lunes de Carnaval una comisión de la Brigada de Homicidios del Cicpc en compañía de funcionarios de la Alcaldía, se presentó en el mercadito municipal, alrededores y calles de Las Tejerías, llevándose retenidos a los vendedores de yuca para someterlos a interrogatorios.

Durante el recorrido, se pudo confirmar que la mayoría de los expendedores fueron desalojados, aunque se pudo constatar la presencia de al menos tres puestos ambulantes que expendían libremente el tubérculo. Extraoficialmente, se conoció que una delegación de Inspección Sanitaria de Corposalud, se desplegó en el municipio para ubicar a los vendedores de Yuca. Sin embargo, sobre esta alarmante situación sanitaria ninguna autoridad de la región se ha pronunciado todavía.

Fotos: Gregoria Díaz



Participa en la conversación