Para adquirir un kilo de pasta y un litro de aceite hay que gastar Bs. 2,2 millones

En la que va de 2017, el precio del litro de aceite ha subido 551 % y el kilo de pasta se ha encarecido en 1697 %, de acuerdo con los recorridos en los supermercados.

Caracas. En enero, el Gobierno ordenó a los supermercados bajar los precios de los rubros, lo que llevó a una reducción de los inventarios en 50 %, pero hace unos meses los anaqueles comenzaron a exhibir productos de las canasta básica a precios que no resultan accesibles para todos. La razón es que los privados tienen que importar la materia prima para producir con la referencia del mercado paralelo.

Una familia tiene que destinar 2,2 millones de bolívares en comprar solamente un kilo de pasta y un litro de aceite, lo que equivale a casi todo el salario mínimo más el bono de alimentación.

En un recorrido realizado por Crónica.Uno en los supermercados, se constató que, por ejemplo, un kilo de pasta ya está en 1,4 millones de bolívares, 1697 % de aumento respecto a diciembre de 2017, cuando estaba en 77.900 bolívares. Gran parte de la oferta de ese rubro es importada. Y aunque el Gobierno ha traído del exterior el trigo para la fabricación interna, el grueso de la producción nacional va a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

El litro de aceite va por el mismo camino. Hoy, este producto se vende a 827.500 bolívares y pocas veces se encuentra disponible. En los últimos meses, esta oferta en supermercados aumentó 551 %. En diciembre, su precio oscilaba en 127.000 bolívares. Al igual que la pasta, los entes oficiales han importado las grasas y se la han ofrecido a las empresas, pero los envases se tienen que buscar fuera del país, dado que no hay materia prima nacional.

Lee también
Aseguran que 10% de las carnicerías en Aragua ha cerrado

En el mercado municipal de Quinta Crespo a los revendedores de alimentos nunca les faltan ambos productos. Por tratarse de pago exclusivamente en efectivo, el kilo de pasta lo ofrecen en 200.000 bolívares y el aceite en 350.000 bolívares. Lo mismo ocurre con los huevos, harinas, arroz, leche o azúcar.

Los precios se aceleran con velocidad. En abril la inflación fue 80 %, según la Asamblea Nacional, y 13.000 % de variación anualizada.

Frente a esto, los ciudadanos ajustan sus patrones alimenticios. El nuevo salario mínimo —2,5 millones de bolívares— se ha pulverizado debido a que no es suficiente para costear los gastos básicos de alimentación, transporte o salud.

Foto referencial: Miguel González


Participa en la conversación