Arpa y Thor, dos mastines napolitanos, estuvieron 20 días encerrados en una casa en Carrizal, pues su dueño Owaldo García Palomo y su familia se encuentran en la clandestinidad ante amenazas de ser detenidos. Estaban custodiados por funcionarios quienes no permitían a proteccionistas que les dieran comida y agua.

Caracas. Salieron en “libertad”, o fueron excarcelados, como le ocurre a un preso político. Así les sucedió a Arpa y Thor, las mascotas del coronel Oswaldo García Palomo que mantuvieron encerradas durante 20 días solos en  una casa, en la urbanización Monte Bello de Carrizal, estado Miranda, bajo custodia policial.

La tarde del miércoles 13 de junio los funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) permitieron que los proteccionistas trasladaran a los dos perros, raza mastín napolitano, a un hogar temporal.

Los proteccionistas recibieron una llamada en horas de la mañana del miércoles del despacho de la Alcaldía del municipio Carrizal, pues una comisión estaría presente. Nereida Pérez, miembro del grupo Unidos por los Animalitos, contó que recibieron una autorización por escrito de Sorbay Padilla, esposa del coronel, para poder sacar a los perros de la quinta.

El funcionario retirado de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se encuentra en la clandestinidad, pues es acusado de estar involucrado en actos terroristas. Su esposa Sorbay se encuentra fuera del país y aclaró, a través de sus allegados, que no abandonaron a sus mascotas, sino que se vieron forzados a huir por las amenazas.

Los perros estuvieron cinco días sin recibir agua ni comida, porque el grupo de proteccionistas no se había enterado. Luego tuvimos que llevarles de comer por la parte de atrás de la casa, donde prácticamente había que trepar para arrojarles algo, contó Nereida.

Estas personas prácticamente escalaron por una montañita de tierra, para poder llegar hasta la parte de arriba de la vivienda y desde ahí lanzarles de comer y de tomar a los animales.

Arpa y Thor fueron evaluados por un veterinario de Misión Nevado, quien acompañó al equipo de la Alcaldía de Carrizal. Igual los proteccionistas llevaron aparte a un doctor, que casualmente era quien atendía anteriormente a las mascotas.

Dijeron que está desnutridos. Pero a pesar de eso se encuentran bien. Están muy flacos, señaló.

En la vivienda del coronel habitaban temporalmente unos primos de él, quienes fueron detenidos por la Dgcim el 24 de mayo. Permanecieron siete días desaparecidos, el Foro Penal Venezolano denunció que no se conocía su paradero.

Lee también
Perros del coronel García Palomo se convirtieron en "presos" de la Dgcim

Argenis Granadillo, su esposa, Gabriela de Granadillo, y su hija, Ariana Granadillo, se quedaban en la quinta porque la joven es estudiante de Medicina y hacía sus pasantías en el hospital Victorino Santaella de Los Teques.

Esta familia no regresó por temor a ser detenidos nuevamente y los perros quedaron solos, pues según los proteccionistas los efectivos de la Dgcim no permitían que pasaran a darle comida.

El alcalde del municipio Carrizal, Farith Frajia, difundió un video a través de su cuenta de Twitter en el cual una voz, que no se identificó, aseguraba que a los perros los alimentaban a diario. Los proteccionistas aclararon que la familia no los abandonó.

La familia del coronel se hará cargo de la manutención de Arpa y Thor, mientras estén en el hogar temporal. Pidieron a varios amigos que los visitaran una vez a la semana para constatar su estado.

Fotos: Twitter Farith Fraija, cortesía proteccionistas



Participa en la conversación