Más de 3900 funcionarios de diferentes organismos fueron desplegados en 709 establecimientos de Caracas y según las autoridades, 21 comercios fueron cerrados.

Caracas. Desde temprano en la mañana, funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), Policía Nacional Bolivariana (PNB), de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) y la Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro) se reunieron frente a la fuente del parque Los Caobos para iniciar el llamado “Plan 700”, que se encargará de fiscalizar a 709 panaderías de Caracas.

En un recorrido realizado por Crónica.uno en diferentes panaderías del centro capitalino, se pudo constatar que el plan anunciado por el Gobierno para combatir lo que llaman “mafias panaderas” tuvo pocos resultados en su primer día. Pese a las inspecciones, siguieron las colas para comprar pan y muchos comercios continuaron sin harina de trigo para producir.

De las panaderías visitadas, varias no dispensaban pan del modo que ordenó el Ejecutivo, y en las que sí tenían el producto hubo largas filas, incluso en aquellas donde estaban los funcionarios del Plan 700.

Las ventas del pan se mantuvieron al precio de 250 bolívares por barra, limitados a dos por persona, tal como se ha venido haciendo durante los últimos meses.

La Federación de la Industria de la Panificación (Fevipan) informó que 80 % de las panaderías tienen sus inventarios en cero e indicaron que el 20 % restante solo está recibiendo 10 % de la materia prima necesaria para la producción mensual.

Desde su cuenta oficial de Twitter, @Fevipan sostuvo que no son la cabeza de la llamada “guerra del pan”, ni son los responsables de las colas en las panaderías. Apuntó que la demanda del pan se ha incrementado debido a la ausencia de otros productos de primera necesidad.

Lee también
“Comemos cueros de pollo y desechos de verdura”

El Gobierno ordenó a las panaderías destinar 90 % de la harina de trigo a la elaboración de pan canilla, francés y salado. El resto se puede orientar a cachitos y postres. La producción tiene que ser desde las 7:00 a. m. Sin embargo, las panaderías tienen limitaciones por la ausencia de insumos. Las empresas molineras no han despacho la harina pues no han procesado el trigo que, justamente, importa el Estado.

A pesar de las múltiples denuncias del sector panadero sobre su crisis, desde la cuenta de Twitter @Sundde_ve sostiene que “El #Plan700EnMarcha permitirá que el pueblo pueda realizar la compra del pan de manera digna, sin colas y sin desigualdad”.

A escala nacional fueron desplegados 10.000 funcionarios, informó el superintendente de precios, William Contreras, quien señaló que en Caracas fueron cerrados 21 establecimientos, a los cuales se les inició un procedimiento. Según el funcionario, se informó la situación al Gobierno del Distrito Capital y la Alcaldía de Caracas, para evaluar si son objetos de sanción.

Ya el vicepresidente Tareck El Aissami dijo que aquellas panaderías que no cumplan con las órdenes serán ocupadas y entregadas a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción.

Foto referencial: Cristian Hernández.



Participa en la conversación