Los docentes pidieron a los efectivos policiales que una comisión de la Opsu acudiera al lugar para entregarles un documento con las exigencias del sector. Enfatizaron que la protesta continuará e irán a una marcha nacional de universidades.

Caracas. Esperaban llegar a la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu). No pudieron. Lo que comenzó como una concentración de profesores en la Plaza Cubierta de la Universidad Central de Venezuela (CUV) terminó con un piquete de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Los docentes abordaron un autobús para trasladarse hasta la Opsu, pero el vehículo fue detenido por las autoridades policiales a las 10:46 a. m., a pocos metros de la salida por la Puerta Tamanaco. La PNB atravesó una moto y armó un piquete que impidió por completo el paso.

Los profesores entregarían un documento ante la Opsu para denunciar el incumplimiento en el pago del aumento de 155 % y el colapso de las universidades —deserción estudiantil y docente, deterioro de la infraestructura física y las dificultades para actividad académica.

Ese autobús no puede ingresar hoy al centro de Caracas. No está permitido, dijo el oficial Caraballo. En respuesta, los aproximadamente 20 profesores se bajaron de la unidad y desplegaron una pancarta frente al piquete: “Exigimos pago completo de nuestro salario.

A principios de mes, los recursos enviados por el Ministerio de Educación Universitaria para el pago de sueldos y salarios de los docentes no estimaron los dos incrementos (abril y mayo) decretados por el presidente Nicolás Maduro para el sector.

Los fondos recibidos fueron insuficientes. Cuando las autoridades sacaron la cuenta se fijaron que el aumento que estaban cancelando era de aproximadamente 70 %. No estimaron el otro 85 % restante. Es un despojo, un robo de nuestro salario, dijo Tulio Olmos, vicepresidente de la Asociación de Profesores de la UCV.

Lee también
Bomberos de la UCV buscan voluntarios

Ante la violación al derecho a la protesta pacífica y el libre tránsito, los profesores dialogaron con los efectivos policiales para intentar que los dejaran avanzar. Las autoridades se negaron y sugirieron que una comisión de cinco profesores se trasladase en las unidades de la PNB hasta La Hoyada. Los docentes, en cambio, propusieron que representantes de la Opsu se trasladaran hasta la UCV. Y eso fue lo que se acordó.

Minutos después llegaron al lugar escoltados por funcionarios de la PNB, el consultor jurídico de la Opsu, Eleusis Borrego, y al jefe del despacho, Luis Delgado. José Gregorio Alfonso, secretario de Asuntos Académicos de Apucv, fue el encargado de entregar el documento.

En medio de la calle se inició el diálogo. Si no podían cumplir ese incremento, tenían que ir a otra estimación. Ahora tienen que cumplirlo, dijo Alfonso a Borrego y a Delgado. Aprovechó la oportunidad para enumerar las deficiencias que presenta la universidad.

Aquí hay una situación de cierre de las universidades. Lo que más nos duele es el deterioro de todas las universidades, están sin posibilidad de dar docencia de calidad, de mantener las salas clínicas y generar las prácticas, no hay estaciones experimentales, no hay manera de mantener los proyectos de extensión, no hay proyectos de investigación financiados desde 2012.

Alfonso les afirmó que las movilizaciones del sector universitario por reivindicaciones salariales continuarán:Así se lo anunciamos. Vamos a la marcha nacional universitaria en junio.

Borrego aseguró a los profesores que oportunamente obtendrán una respuesta, al tiempo que les dijo:Entendemos cuál es el trabajo de todos los profesores universitarios y lo importante que es para el desarrollo del país. Y agregó: Tendremos que revisar las solicitudes de ustedes con la información que les enviaron, porque es posible que ustedes tengan la razón y nosotros nos hayamos equivocado como Estado. Vamos a hacer el análisis con la gente de presupuesto y la oficina de planificación.

Los funcionares firmaron de recibido el documento, se negaron a declararle a la prensa y se marcharon.

Lee también
En el municipio Libertador 91% de los ciudadanos no recibe agua regularmente

Fotos: Carmen Victoria Inojosa



Participa en la conversación