Por represión militar en el sur de Bolívar se contabilizan cinco muertos

Tres pemones y dos criollos han muerto baleados en medio de protestas en las que las fuerzas armadas actuaron con armas de fuego. Kliver Pérez fue la víctima más reciente.

Ciudad Guayana. Son cinco los asesinados por la violencia represiva del Ejército y de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en Kumarakapay y Santa Elena de Uairén, al sur del estado Bolívar, entre viernes y el sábado.

La víctima más reciente es Kliver Pérez, de 24 años. Fue herido en la madrugada del viernes, durante la arremetida del Ejército contra la Guardia Territorial Pemón. 16 indígenas fueron heridos de bala.

Pérez era guía turístico en la Gran Sabana. Tenía una esposa y dos hijos. Ni en el ambulatorio de Kumarakapay ni en el hospital de Santa Elena de Uairén había insumos para atenderlo. Por eso fue trasladado al Hospital General de Roraima, en Boa Vista, Brasil, por un grupo de amigos.

La prensa brasileña reseñó que tenía dos balazos: uno en el tórax y otro en el abdomen. El hígado y el intestino resultaron lesionados. No resistió y murió en la noche de este miércoles.

Pérez es el tercer pemón asesinado en esta arremetida. Zoraida Rodríguez fue la primera: murió en la misma madrugada del viernes 22 de febrero por tres balazos en el corazón. Al día siguiente, José Elsey Pérez fue herido de bala en el pecho en la protesta en frente del Fuerte Escamoto, a medio camino entre Santa Elena de Uairén y la frontera con Brasil.

Incertidumbre que prevalece

El sábado también murieron José Hernández y José Barrios. Los dos, con heridas de bala en las cabezas. Testigos señalaron a funcionarios militares como responsables.

Lee también
Más de 100 migrantes venezolanos pidieron asilo en Brasil tras ser abierto el paso fronterizo

El miércoles, grupos oficialistas desalojaron a la fuerza a los pemones que custodiaban el aeropuerto de Santa Elena de Uairén, a pesar de que lo administraban desde hace tres años. El Ministerio para los Pueblos Indígenas no se ha pronunciado sobre estos hechos.

Hasta principios de la tarde de este jueves, la frontera con Brasil seguía cerrada.


Participa en la conversación