El sector ha recibido del Dicom 1,1 millones de dólares, pero las necesidades son de 190 millones de dólares anuales.

Caracas. La menor asignación de divisas y la disminución de la demanda afectan a la industria gráfica, cuya producción cayó 88 % en siete meses.

Edgar Fiol, director ejecutivo de la Asociación de Industriales de Artes Gráficas de Venezuela (AIAG), señaló que la actividad está impactada por la “sequía de divisas, la disminución progresiva de la demanda interna en estuches, cajas, etiquetas, impresos comerciales, facturas, cheques, etc., y el encarecimiento continuo de los costos laborales”.

En un comunicado detalló que en los últimos tres meses han recibido a través del dólar complementario (Dicom) 1,1 millones de dólares, mientras la demanda del sector es de 190 millones de dólares anuales, por ello, agregó: “Hay escasez de papel, cartón, tintas, planchas litográficas y demás materias primas e insumos imprescindibles para el proceso de impresión. Esto es aún más grave, cuando hay que tomar en cuenta que por lo menos 85 % de la materia prima que se utiliza es importada”.

Al problema de la falta de divisas, comentó que se suma la menor demanda. La demanda ha venido disminuyendo de manera progresiva, como consecuencia de la recesión económica que atraviesa el país. Nuestros productos van a formar parte de otros bienes fabricados por las demás cadenas productivas, como la de alimentos, medicinas, productos para el cuidado personal y del hogar, etc. Dichas cadenas también están en recesión por lo que los pedidos de cajas, etiquetas, facturas, envoltorios se han visto muy disminuidos.

Si a este panorama se le agrega el aumento significativo de los costos laborales, debido principalmente a los aumentos inconsultos del salario mínimo que viene imponiendo el Gobierno, pues, se entiende el porqué la producción y el empleo gráfico generado están tan afectados”, apuntó Fiol.

Lee también
BCV le indicó a la banca que subastas de Dicom serán en euros sin precisar cuándo arrancan

Frente a la crisis, la industria trabaja a 15 % de su capacidad.

Foto: AIAG



Participa en la conversación