La ONG habló con vecinos del sector Las Quintas, quienes aseguraron que hubo allanamientos ilegales, destrozos de viviendas y amenazas de muerte en el operativo del lunes 13 de julio

Prensa Provea/Yohana Marra

Caracas. Provea acudió este sábado a la Cota 905 para documentar las denuncias de los vecinos sobre violaciones de derechos humanos (DDHH), cometidas por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en el Operativo de Liberación del Pueblo, este lunes 13 de julio.

El equipo registró testimonios de habitantes del barrio Las Quintas acerca de allanamientos ilegales, detenciones arbitrarias y tratos crueles contra personas detenidas. También de hurtos masivos, destrozos en viviendas, presuntos forjamientos de pruebas, maltratos físicos y verbales, y amenazas de muerte contra niños, mujeres y hombres.

Provea rechazó que el Gobierno intente legitimar actuaciones como estas, en las que repitieron patrones similares a los abusos masivos practicados por cuerpos policiales como la antigua Policía Metropolitana, bajo la excusa de la lucha contra el delito.

“Durante décadas las familias pobres de nuestros barrios sufren doble violencia, la de la delincuencia y la de la policía. Durante las últimas semanas se ha hecho cada vez más frecuente que funcionarios irrumpan en nuestras comunidades para realizar detenciones y ejecuciones, sin contar con orden judicial, sin considerar el debido proceso y sin respetar el derecho a la vida”, sostuvo el comunicado de la ONG.

Exigen al Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo que inicien una investigación sobre la actuación de los funcionarios en el Operativo de Protección y Liberación del Pueblo, para determinar su responsabilidad por las violaciones de derechos humanos denunciadas por los afectados, establecer las sanciones y evitar que estos hechos se repitan.

Lee también
El Gobierno se lava las manos con las desapariciones forzadas

El despliegue del lunes 13 de julio dejó saldo de 15 abatidos y 134 retenidos.

Foto: Cristian Hernández



Participa en la conversación