Ante la interrogante, el abogado y criminólogo, Luis Izquiel, argumentó que esto se debe al déficit cualitativo y cuantitativo en los cuerpos de seguridad del país, así como también a la impunidad en el sistema judicial.

Caracas. A pesar de la presencia de la Policía Nacional Bolivariana o de la Guardia Nacional Bolivariana en las calles de la ciudad, Mayerlin Méndez, camarera del hospital El Algodonal, no se explica cómo siguen ocurriendo tantos robos y hay tanta delincuencia en el país.

Ante su interrogante, el abogado penalista y criminólogo, Luis Izquiel, argumentó que aunque se vean efectivos policiales en las calles no son suficientes para que el índice delictivo disminuya, pues actualmente existe un déficit cualitativo y cuantitativo en los cuerpos de seguridad.

“Es cuantitativo en relación al número de funcionarios. Pero el déficit más importante es el cualitativo, porque muchos de los efectivos que están en los cuerpos de seguridad están ligados a actividades delictivas, son personas no idóneas para ser policías, aunque esto no se debe generalizar”, acotó.

Izquiel sostuvo que a pesar de que existen profesionales comprometidos con su trabajo, muchos otros son proclives a la corrupción al momento de cubrir las calles.

“El déficit cualitativo se da porque en las instituciones los sistemas de ingreso son muy débiles y tampoco hay controles posteriores a este, como los controles de conducta al policía. Por eso muchas veces las denuncias sobre los policías corruptos no terminan en la salida del mismo”, dijo.

Lee también
Falta de jueces es una de las causas de la impunidad en Venezuela

Añadió que el hecho de que los robos y la delincuencia se repitan no solo está asociado a la falta de uniformados, ya que también incide la impunidad reinante en el sistema judicial y en muchos cuerpos de seguridad no cuentan con los elementos necesarios para combatir el fenómeno delictivo.

Asimismo, son pocos los que se sienten atraídos por la profesión, pues los sueldos no son competitivos. Este último factor suele ser determinante para impulsar a los activos hacia operaciones de corrupción.

Fotos y video: Mariana Mendoza


Join the Conversation