En el año 2010, el TSJ emitió una sentencia que obliga al alcalde a discutir el contrato colectivo con sus obreros, pero el burgomaestre hace caso omiso a lo que dictó el máximo juzgado.

Caracas. Este martes, trabajadores de la Alcaldía del municipio Libertador se acercaron a las puertas principales de la Iglesia Santa Teresa, a las 11:00 a. m., para pedirle a El Nazareno de San Pablo que interceda con un “milagro” y le abra la conciencia al acalde de Caracas, Jorge Rodríguez, que —aseguran— no ha dado la cara para la discusión del contrato colectivo del Sindicato Único de Obreros Municipales, Gubernamentales e Institutos Autónomos de la Alcaldía del Municipio Libertador (Suomgia).

La presidenta del Sindicato, Yenis Silva, destacó que los trabajadores hicieron el “acto simbólico” al Nazareno debido a la intermitencia de las autoridades municipales para dar respuesta a las exigencias de los trabajadores en mejoras salariales, beneficios contractuales —tales como útiles escolares— y el bono de alimentación para jubilados y pensionados.

Hoy nos encontramos a las puertas de la Iglesia Santa Teresa porque ya los trabajadores no hayamos con quién hablar, ya agotamos el diálogo. Hemos mandado comunicaciones al procurador, al defensor del Pueblo, al Presidente de la República, y hasta el momento, ninguno nos ha ayudado a hacer justicia con la situación que tenemos los trabajadores de la Alcaldía, expresó.

Tomás Reyes, secretario general de la institución gremial, precisó que a mediados del 2016 y el año en curso han desarrollado eventos y manifestaciones para llamar la atención de los órganos del Estado. Lo que hacemos hoy es un acto simbólico, hemos hecho cualquier cantidad de eventos para que nos tomen en cuenta. Hoy los trabajadores vivimos paupérrimamente con un sueldo decretado por el Gobierno, que a nivel municipal no le da ninguna cabida, precisó.

Lee también
Dennis Fernández alerta: "No vamos a permitir que aniquilen el Parlamento"

Silva aseguró que los comunicados que han enviado a distintas instancias gubernamentales también fueron ignorados. “Nunca se ha llegado a ningún acuerdo, Jorge Rodríguez nunca nos ha dado la cara a nosotros, a los trabajadores. Hemos hablado siempre con el frente de directores y no apartan la solución que nosotros necesitamos”, aseveró.

La líder gremial explicó que llevan casi 7 años en disputa y desde el 9 de marzo del año 2010, el Tribunal Supremo de Justicia emitió una sentencia que reposa en el expediente n° 0686, la cual obligaba en ese momento al alcalde a discutir el contrato colectivo con sus trabajadores, sin embargo, el burgomaestre se mantiene sin hacer acuerdos con la organización gremial.

Queremos la discusión del contrato colectivo que está transcrito en la sentencia firme y definitiva del TSJ y no hemos recibido respuesta de nada. Todas son reuniones sin soluciones sin propuestas (…) Estamos esperando que el inspector del trabajo se pronuncie, y para sorpresa de nosotros que el día de ayer [lunes] fuimos al Ministerio del Trabajo y resulta que destituyeron al inspector del trabajo, ahora tenemos que esperar que la nueva inspectora del trabajo se empape en el caso de nosotros para que lo puedan resolver, esto es una injusticia, agregó Silva.

Los directivos del sindicato indicaron que los “bonos” para útiles escolares están por debajo del costo real y que ahora solo les dan Bs. 800 por estos beneficios. “Yo quisiera ver a Jorge Rodríguez comprando los útiles de sus hijos con 800 bolívares. Eso no te alcanza ni para un lápiz”, subrayó.

Hicieron un llamado al presidente Nicolás Maduro para que se cumpla con lo exigido a los trabajadores del Libertador. “Hacemos un llamado a Nicolás Maduro. ¿Dónde está la discusión del contrato colectivo que fue un mandato del Presidente y aprobó las discusiones de todas las contrataciones colectivas a nivel nacional? ¿Dónde está la contratación y discusión del contrato colectivo de los trabajadores de la Alcaldía de Caracas?”, cuestionó Silva.

Lee también
ANC autorizó al TSJ proseguir juicio a Guevara en tribunales ordinarios

Foto: Katherine Abreu



Participa en la conversación