Trabajadores de la Concepción Palacios son amenazados por protestar

Silvia Bolívar, obrera y delegada de la Federación de Trabajadores de la Salud, dijo que Emigdio Iriarte, diputado a la ANC, amenazó a los trabajadores con despedirlos si denunciaban falta de insumos o se manifestaban en favor de la ayuda humanitaria.

Caracas. Una vez más, las puertas de la Maternidad Concepción Palacios fueron testigos del descontento de trabajadores del área de la salud. Este martes, 5 de febrero, un grupo de empleados realizó una protesta para denunciar amenazas de despido para quienes se han atrevido a denunciar la situación crítica que atraviesa el centro de salud y manifestar su acuerdo con la entrada de una ayuda humanitaria a Venezuela.

La problemática que se está presentando acá es que, producto de la visita que hizo una comisión a la Maternidad el pasado viernes, los trabajadores que decidimos denunciar las condiciones en las que se encuentra este centro de salud hemos sido amenazados con ser despedidos, explicó Silvia Bolívar, obrera y delegada de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud).

Según denuncia Bolívar, Emigdio Iriarte, diputado a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), es el principal responsable de las amenazas de despido que ahora pesan sobre ella y varios de sus compañeros de trabajo. “Iriarte, el constituyentista, el pasado viernes amenazó a los trabajadores de la Maternidad con que serían despedidos si decían que no había insumos para trabajar”.

“No tienen cómo despedirme, pues no soy una delincuente, soy una trabajadora y una representante sindical que seguirá luchando por el derecho de los trabajadores”, afirmó Bolívar.

Lee también
Denuncian que chavismo reedita cacería de brujas contra empleados del Ministerio de Educación Superior

Según narran los manifestantes, tienen prohibido hablar de la falta de insumos de limpieza aunque muchas veces tengan que llevar cloro, jabón y desinfectantes desde sus propios hogares; falta de insumos médicos, productos para el aseo, material quirúrgico. Tampoco pueden denunciar la falta de beneficios —alimentos subsidiados— o las fallas en el suministro de medicinas a los propios trabajadores de la institución.

Enfermeras y personal de aseo dijeron que, en muchos casos, deben llevar sus propios productos de limpieza. Foto: Sebastián García Inojosa

Yuslay Quijada, trabajadora de la institución desde hace seis años, asegura que desde hace dos años estamos sin insumos, limpiando con pura agua, sin desinfectantes, expuestos a que tanto los trabajadores como las pacientes nos infectemos por el contacto con bacterias. No tenemos bolsas para sacar la basura, tenemos que hacer mopas con las trajes quirúrgicos desechables, tenemos que reusar los guantes sin posibilidad de esterilizarlos. Tampoco recibimos las cajas Clap ni ningún beneficio.

Si salimos a protestar, nos mandan a los colectivos para que nos agredan. Si protestamos acá, nos amenazan con despedirnos; a los contratados los tienen amenazados con que si protestan, no les renuevan el contrato y, además, los obligan a asistir a actividades políticas, eso no puede ser, sostuvo Quijada, quien acota que durante la dirección del doctor Alí Barrios las condiciones de trabajo en la maternidad se han deteriorado progresivamente.

El pasado viernes 1° de febrero, una comisión conformada por representantes del Ministerio de Salud y diputados a la ANC habría visitado la Concepción Palacios y se habría reunido con trabajadores del centro asistencial para exigirles apoyo a Nicolás Maduro y para aclararles que en los centros de salud del país “no hace falta nada”, lo que fue cuestionado y rechazado inmediatamente por quienes hoy estarían siendo amenazados.

Los trabajadores, en su mayoría mujeres, aseguraron que su lucha es por condiciones laborales dignas. Foto: Sebastián García Inojosa

Participa en la conversación