Casi ocho millones de dólares aprobó Nicolás Maduro a mediados de abril para llevar a cabo este nuevo programa. Según el viceministro de Transporte, el sistema de cobro no debió pasar de la segunda quincena de julio.

Caracas. Los choferes de la línea de transporte Central Única —que opera en las instalaciones de la Universidad Central de Venezuela—, y las que circulan y prestan su servicio en la parroquia 23 de enero y su periferia, hasta este 1º de agosto no han visto la primera máquina instalada para la nueva modalidad de cobro de pasaje estudiantil, subsidio que, según varios transportistas, no reciben desde diciembre del año pasado. Nos pagaban Bs. 1500 mensuales por el subsidio, y de paso se tardaban como cuatro meses para darnos la plata, detalló el fiscal de la línea Central Única, Néstor Antonio Sayago.

El inicio del nuevo sistema de cobro no debe pasar de la segunda quincena de julio, para afinar los detalles, y que en septiembre esté andando para cuando inicie el nuevo año escolar, dijo Christofer Martínez, viceministro de Transporte, desde la sede de transportistas de La Vega el 31 de mayo en una reunión con varios choferes, a la que pidió que no acudieran medios de comunicación. Ese mismo día informó que no solo sería una línea de transporte en el 23 de enero la que sería usada como plan piloto del sistema, sino que también participaría la línea del Hospital Universitario de Caracas (Central Única).

Eloy Sulbarán, presidente del Frente de Transporte del 23 de enero, dijo que esta semana se estarían instalando las máquinas, en cuatro rutas que cubren diferentes líneas en esa parroquia. En ese sector, una de las paradas de unidades de transporte más concurridas —cercana a la estación del Metro Agua Salud— hay varias unidades que tienen una calcomanía en la parte superior derecha de su parabrisas con la indicación de “Rutas Estudiantiles”.

Lee también
Transportistas esperan por resolución que oficialice el aumento del pasaje a Bs. 280

El presidente Nicolás Maduro aprobó $7.907.152 para la adquisición de dispositivos de cobro inteligente del pasaje estudiantil en el país a mediados del mes de abril y el 5 de mayo, el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, detalló que desde esa fecha al país habían llegado 2500 dispositivos. Agregó que se había dado carta blanca a los recursos para la adquisición de otros 15.000, que “llegarán en las próximas semanas a Venezuela y serán entregados directamente a los transportistas”, según reseñó la página web del Ministerio de Comunicación.

Aquí no ha llegado nada. Vino una representante de Fontur, hace dos meses, a explicarnos que harían eso y empezamos con el proceso de bancarización, pero no hemos sabido más nada, detalló Sayago.

Según Sulbarán, en la zona que él dirige serán cuatro rutas y al menos 300 unidades que tendrán la máquina, pero Sayago no tiene esa información. Ahorita tenemos 32 unidades, de las cuales trabajan 20, las demás están paradas por falta de repuestos, dijo el fiscal de la línea que tiene su parada frente al Hospital Universitario de Caracas.

Aunque El Aissami detalló que en el país ya había 2500 dispositivos para el cobro del pasaje, Hugo Ocando, transportista de Caracas y de la Línea Casalta-Chacaíto-El Cafetal, aseguró que solo habían 1500 y de estas, 1000 van a ser instaladas en Mérida, 300 en Lara y 200 en Caracas.

El Programa Nacional de Subsidio al Pasaje Preferencial Estudiantil tiene dos modalidades de subsidio. La primera es el Boleto Directo Personalizado, en donde detalla que el estudiante inscrito en el programa contará con un ticket o boleto personalizado, que usará en las unidades que lo lleven a su centro educativo. Mensualmente, le venderán 60 tickets, y los estados que contarán con esta modalidad son: Anzoátegui, Bolívar, Guárico, Mérida, Trujillo, Zulia, Sucre, Nueva Esparta, Táchira, Miranda, Vargas, Carabobo, Aragua y Distrito Capital.

Lee también
“Será obligatorio suspender el servicio de transporte si seguimos cobrando lo mismo”

La segunda es la Tarjeta Inteligente, para la cual también es requisito que el estudiante esté inscrito en el programa. La tarjeta o “llave” de plástico se introducirá en la máquina —que todavía no se intala en las unidades adscritas al Plan— y esta identificará al usuario y debitará el monto correspondiente al viaje realizado. El documento tiene una duración de 4 años y su recarga se realiza mensualmente. El beneficiario dispone de 60 viajes. Según la página web del Ministerio de Transporte, hasta ahora los estados que ya cuentan con este tipo de subsidio son: Falcón, Lara, Yaracuy, Barinas, Mérida, Aragua, Táchira, Portuguesa y Miranda.

Para cualquiera de las dos modalidades, el estudiante deberá consignar los siguientes recaudos:

  • Cédula de identidad. En caso de ser menor de edad, presentar la del representante.
  • Constancia de Estudio o Carnet Estudiantil original (año en curso).
  • Estudiantes universitarios o de Institutos Universitarios deben llevar constancia de inscripción o estudio por el trimestre, semestre o año en curso vigente.
  • No se autorizarán inscripciones a terceros.
  • Carta de residencia (se le solicitará a los estudiantes que vivan en la parroquia pero estudien fuera de la misma).

Foto referencial: Mariana Mendoza



Participa en la conversación