El gerente del Terminal de Oriente Antonio José de Sucre, Lenín Navarro, negó el condicionamiento en la venta de pasajes. “El usuario que desee pagar con su tarjeta lo puede hacer tranquilamente para gozar de ese beneficio”.

Caracas. Los usuarios denunciaron que en las taquillas de los terminales se condiciona la venta de boletos, pese a que está prohibido. Nos exigen una parte en efectivo, aunque tengan punto, rechazó desde el Terminal de Oriente Antonio José de Sucre, Leandro Britto, cuyo destino era Anaco.

Eryelis Gil, vendedora de boletos de una de las empresas de transporte privado que operara en el lugar, explicó que debido a que tienen que entregar al chófer una parte del dinero en efectivo, cancelar la tasa de salida y pagar salarios, se aplicó esa medida. Quien no tenga, igual se le vende, enfatizó.

Sin embargo, cuando la persona solicita información sobre la venta de pasajes, le dicen que debe disponer de al menos 100.000 bolívares en billetes. Tras la presencia de diferentes medios de comunicación en el lugar, los vendedores de boletos aseguraron quees lo que el usuario pueda dar. Por lo que Nereyda Armas solo entregó 40.000 bolívares: Era lo que tenía. De dónde va a sacar uno billetes si el cajero apenas da 10.000 bolívares. Otros refieren que compraron efectivo a 80 %.

Los que andan con chalecos verdes [funcionarios del Instituto Nacional de Transporte Terrestre] explican que, en el caso de las unidades habilitadas, estas no cuentan con el punto, pues los autobuses no son de la línea. No he ido porque no tengo efectivo. Tampoco se puede transferir porque aquí no hay señal. Es una tortura, comentó Zulymar Velásquez.

Esta información fue confirmada por fiscales de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) que se encontraban en el lugar. Uno de ellos, quien dijo no estar autorizado para declar, refirió: “Solo las unidades que se habilitan están cobrando en efectivo por no contar el servicio de transferencia y punto.

En las filas las personas contaban en dinero disponible para pagar parte del boleto efectivo.

El gerente del Terminal de Oriente Antonio José de Sucre, Lenín Navarro, al ser consultado, expresó: No se le condiciona la venta de boleto a nadie. De hecho, todos los puntos de venta están operando normalmente. El usuario que desee pagar con su tarjeta lo puede hacer tranquilamente para gozar de ese beneficio. En este terminal es importante hacer notar que eso no está sucediendo.

Sobre las unidades habilitadas insistió: Pueden pagar por transferencia del mismo banco o punto de venta. Todo el terminal aquí trabaja bajo esa modalidad. Informó que el Banco de Venezuela dotó al lugar con 15 puntos electrónicos.

En el Terminal de La Bandera la situación no fue diferente. Osmary Palma relató que por no disponer de efectivo, no ha podido adquirir el boleto:Llegué a la 6 de la mañana y sigo en esta cola porque venden cierta cantidad de boletos con punto y paran. No he logrado que me toque así. Funcionarios policiales dicen que de la taquilla para adentro ellos no son responsables.

Lee también
Transporte público en Maracaibo trabajará solo tres días a la semana

Hasta tres días por un boleto

Usuarios que deciden viajar con el Sistema Integral de Transporte Superficial (Sitssa) deben esperar hasta tres días para poder comprar un boleto. Llegamos el sábado y hoy seguimos aquí. Solo sacan una unidad por destino, cuenta desde el Terminal de La Bandera, Yelitza Betancourt, quien espera viajar a Boconó.

En el Terminal de Oriente, Irmerda Giménez se anotó en una lista para “asegurar” el pasaje para mañana miércoles: Iré a buscar las cosas a la casa y pasaré la noche aquí.

Mi sobrino estuvo desde las 5:00 p. m. de ayer [lunes] y el boleto lo pudo comprar hoy martes a las 10:00 a. m., dice Porfelina Cedeño, cuyo destino es Carúpano.

Navarro dijo desconocer la cantidad de unidades disponibles y operativas por el Sitssa, pero asegura que cubren la demanda. Los precios del sistema de transporte gubernamental se ubican entre 29.000 bolívares a 67.000 bolívares. Mientras que en las líneas privadas puede variar de 203.000 bolívares a 580.000 bolívares.

 Fotos: Carmen Victoria Inojosa


Participa en la conversación