Líderes en las comunidades promueven asambleas ciudadanas y jornadas casa por casa para informar sobre la activación de los artículos 333 y 350 de la Constitución.

Caracas. Dirigentes comunitarios aseguraron que en las zonas populares del país “perdieron el miedo” y están “resteados” para plantarse como protesta en contra de la instalación de las mesas electorales para el proceso de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC),  por el descontento generalizado de la población venezolana sobre la iniciativa gubernamental.

Omaira Montero, dirigente comunitaria en la parroquia Altagracia, señaló que en su sector la gente está dispuesta a “plantarse en las mesas”,  debido a que la mayoría de las personas en la zona tiene deficiencias en al área alimentaria. “Aquí la gente sí lograría protestar y plantarse en las mesas. Los vecinos no consiguen comida, todos están cansados”, aseveró.

Montero destacó que desde la comunidad de Altagracia se han realizado reuniones con los vecinos para plantearle a la población no solo las medidas que ejerce la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), sino también se intenta generar discusión sobre las propuestas para los principales problemas del país.

Estamos hablándole y explicándole a la gente sobre la Constituyente, pero también se está discutiendo, enfatizando y dialogando sobre la viabilidad del país ante la crisis en las familias, en los alimentos, las medicinas, entre otras, detalló.

José Quintero es dirigente vecinal en Catia. Precisó que la gente perdió el miedo a sufrir represalias por parte de grupos paraestatales o funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Si hay que enfrentarse contra colectivos o funcionarios de la GNB se tiene que hacer, ya no hallamos otra alternativa, se han burlado de las medidas que estamos haciendo, por eso seguimos en la calle, sentenció.

Domingo Pérez, dirigente vecinal en la parroquia Antímano, expresó que en las zonas populares existe descontento contra la ANC. Además, aseveró que los vecinos de su sector ya vienen desconociendo la iniciativa del Gobierno, debido a que la propuesta no genera soluciones a los problemas que padece la comunidad.

Domingo Palacios, líder de la Red Vecinal Baruta, consideró que antes de hacer una protesta contra la instalación de mesas electorales, se deben unir esfuerzos para hacer una consulta nacional.

La MUD tiene que insistir en lograr hacer una gran consulta nacional antes del 30 de julio, que no solo se pronuncien los políticos o la Asamblea Nacional sino el pueblo venezolano, para que se aplique el artículo 5 y el 333 de la Constitución, para que sea la gente la que rechace ante eso (sic), destacó.

El dirigente del Área Metropolitana de Caracas, Andrés Bello, sostuvo que al momento de ejercer la protesta para frenar el proceso comicial, los funcionarios de la GNB deben permitir realizar la manifestación pacífica. “Vamos a persuadir a los funcionarios, ellos no deben reprimir a la gente. Estamos conscientes de que ese día [el de las elecciones] el Gobierno va a mandar más cuerpos de seguridad, para impedir que se realice la protesta”, aseguró.

En las comunidades se activan con el 333 y el 350

Representantes de los sectores del Área Metropolitana respaldaron la activación del artículo 350 de la Constitución para la desobediencia civil y el 333 para restituir el orden constitucional sobre el desconocimiento de la Constituyente.

Andrés Bello, coordinador del Frente por la Defensa de la Constitución y la Democracia en la capital, consideró que: “No nos queda otra salida sino apelar a las vías democráticas, para seguir presionando y luchar por el poder legítimo del pueblo”.

José Quintero, líder vecinal en Catia, también expresó que la activación de los artículos es el último recurso para la oposición. “Esta medida hay que hacerla porque ya no quedan más alternativas, nos han cerrado todas las vías de diálogo y discusión”, expresó.

Asimismo, aseveró que el proceso de la ANC tendrá un margen elevado de abstención en los comicios del 30 de julio. “Ellos mismos se darán cuenta de que la misma gente no apoya la Constituyente, mucha gente no tiene intenciones de participar”, recalcó.

La mayoría de los dirigentes indicaron que en las zonas donde hacen su trabajo comunitario se establecieron asambleas ciudadanas, reuniones comunitarias en plazas, jornadas casa por casa y conversatorios para informar a la comunidad sobre la activación de los artículos 333 y 350.

Consulta Nacional antes del 30 de julio

Los dirigentes hicieron un llamado a la MUD para que se instale la propuesta de la consulta nacional a la población en general, y que sean los mismos ciudadanos quienes decidan sobre la activación de la ANC.

Omaira Montero recomendó que la propuesta de la oposición debe enfocarse en que los ciudadanos tengan el derecho de expresar su opinión y mantenerse en las calles. “La oposición tiene que tratar de que esa Constituyente se muera en el camino y que no siga avanzando más. Si hay que convocar a salir a la calle se hace, si se tiene que permanecer una semana completa se puede lograr”, sostuvo.

Foto referencial: Cristian Hernández



Participa en la conversación