Venezolanos mueren de mengua por crisis de la salud

Salud

No hay gasas, guantes, soluciones inyectables, anestesia, medicamentos y a esto se suma el déficit de médicos que está presente en los hospitales del país

Mabel Sarmiento Garmendia / @mabelsarmiento

Caracas. En Venezuela La cantidad de barreras que hay que saltar para curar una simple gripe o una infección rayan en el abuso y lo absurdo. En las farmacias no hay inyecciones, antibióticos, gasas, sueros y pare de contar. Y en los hospitales el panorama también es negro, pues si hay médicos en la emergencia, no hay anestesia para tratar a un lesionado con politraumatismo o faltan medicamentos cardiovasculares para controlar un infarto.

En Caracas, por citar un caso, ocurren al día entre cinco y ocho  accidentes con motorizados, y mueren cuatro cada 24 horas, según la Asociación Venezolana para la Prevención de Accidentes de Tránsito, ente que registra  desde 2012 cinco mil motorizados fallecidos en choques.

Sucede que cuando estos lesionados van a los hospitales llegan con heridas abiertas y fracturas generalizadas. En la mayoría de los casos los atienden sin guantes, y cuando se trata de una operación o una amputación, resulta que no hay anestesia o el quirófano está contaminado.

 En rojo.

La Red de Médicos por la Salud presentó recientemente un informe hecho en 130 hospitales de 19 estados del país, en el que registraron que el 44% de los pabellones presenta fallas graves, 86% de los equipos de rayos X están dañados y 94% de los laboratorios carece de reactivos.

En ese documento citaron igualmente que más de 500 angioplastias coronarias (ensanchamiento y despeje de las arterias del corazón) no se realizaron en los últimos meses por la escasez de stents coronarios, que son pequeños tubos de malla de metal que se expande dentro de una vena.

Lee también
Cruz Roja del Zulia atendió 1700 personas en su primera jornada médica con la ayuda humanitaria

José Manuel Olivares, médico cirujano, relató que en los últimos 4 meses en el servicio de cirugía cardiovascular del Hospital Universitario de Caracas murieron 50 pacientes antes de ser intervenidos.  En este centro, también hay una lista de más de 5 mil personas en espera de una cirugía.

 Sin precedentes.

María Yánez, presidenta de la Red de Sociedades Médicas Científicas, sostiene que la crisis de salud por la que atraviesa el país no tiene precedentes y significa un retroceso de 40 años.

“Esto ocurre a pesar de haberse otorgado cuantiosos recursos financieros desde el 2007. Hace poco asignaron 800 millones de bolívares más y no se han visto los resultados. Al contrario, se agudizó el problema caracterizado por el deterioro de la infraestructura, cierre de servicios, además del déficit de camas: el sector público tiene 45.000 y solo 46,67%  están operativas, es decir 24.000”, dijo.

Yánez calculó que el desabastecimiento de insumos y fármacos podría superar 80%. Por ejemplo remedios de uso común como el acetaminofén, hay que buscarlo como palito e romero, al igual que los multivitamínicos, tratamientos para trasplantados, para asmáticos y otros.

José Félix Olleta, ex ministro de Sanidad y de la Red Defendamos la Epidemiología Nacional, añadió que el gobierno contrató seguros para los empleados públicos y sus familiares y eso generó sobresaturación en las clínicas, cuya capacidad era para dos millones de usuarios. Ahora  atienden a casi 11 millones, una demanda muy  difícil cubrir.

En conclusión, los meses que están por venir no pintan mejor según Olleta y Yánez. El primero asegura que aun pagando a los proveedores de insumos médicos no tendrían inventarios para los próximos 90 días; y Yánez basándose en el presupuesto de 2015, que fue de 54.000 millones de bolívares aproximadamente, lo cual corresponde a 1,6% del PIB, augura que la situación se agravará, si se compara la situación con un país vecino como Colombia donde el gasto en salud llega al 6,8 % del PIB.

Lee también
Murió paciente psiquiátrico que tenía pie infectado con gusanos

Participa en la conversación