Víctimas de violaciones de DD. HH. alzaron su voz desde el Parlamento

sesión an

Los diputados aprobaron por unanimidad una moción que solicita a Bachelet visitar el país urgentemente para que pueda constatar la gravedad de la situación y a elaborar un informe que recoja la verdad de las víctimas.

Caracas. Lágrimas, voces quebradas, relatos detallados de las torturas que se aplican a los presos políticos y clamor de justicia y libertad.

Ese fue el signo de la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional (AN), que —en el contexto de la visita del equipo técnico de la Oficina de la alta comisionada de los DD. HH., Michelle Bachelet— ofreció un debate y concedió el derecho de palabra a 5 familiares de presos políticos y disidentes del Gobierno asesinados en los últimos años, y a un médico venezolano. Todos coincidieron en una exigencia: «Michelle Bachelet, abra los ojos».

Ana Da Costa habló en nombre de los más de 400 presos políticos y repudió que esta semana quien ocupa el Ministerio para el Servicio Penitenciario pretendiera mostrar la humanización del sistema carcelario: «Señores de la ONU, si quieren saber cómo es que tratan verdaderamente a los presos venezolanos, vayan al Sebin, vayan a Ramo Verde ¡No es verdad que humanizan a los presos!».

Leonela Bifur, en nombre de los 180 militares presos por disentir del gobierno, relató en detalle las torturas físicas a las que son sometidos: «Aislamiento por 10 a 15 días, son esposados durante días sentados en una silla sin espaldar, golpeados en la cabeza, envueltas sus cabezas en bolsas negras impregnadas con gases lacrimógenos, les arrancan muelas y uñas para finalmente llevarlos al circo de la audiencia de presentación».

Rafaela Requesens, hermana del diputado Juan Requesens —preso hace 217 días— interpeló a los técnicos de la ONU y a la propia Bachelet: «Voltear la mirada ante todas estas pruebas de violaciones de los DD. HH. es hacerse cómplices de quien empuña el fusil contra el pueblo».

Lee también
Médicos Unidos de Venezuela denuncia agresiones físicas durante detención de médicos

Lusbelis Álvarez habló en nombre de las víctimas de la Operación para la Liberación del Pueblo. A ella funcionarios policiales le mataron a una hermana y una sobrina de 5 años, tras incursionar en su vivienda y disparar sin restricción. «Luego dijeron que era un enfrentamiento. Ahí solo vivíamos mujeres y los niños. No teníamos armas. No nos dan justicia, no nos dicen nada», relató.

El doctor Jesus Peña instó a los enviados de Bachelet a tener en cuenta que si fuera poco los relatos y testimonios presentados en la plenaria, violación de Derechos Humanos también «es que 24 venezolanos hayan muerto en estas horas por falta de luz». Relató los ataques y persecución del gremio médico en Venezuela no solo en las emergencias por parte de grupos violentos sino el encarcelamiento e incluso la muerte de médicos por protestar o denunciar públicamente la crisis de la salud.

Los diputados Delsa Solorzano, Robert Alcalá, Gilber Caro, Dignora Hernandez, Macario Gonzalez, William Barrientos y Miguel Pizarro también ejercieron el derecho de palabra para denunciar las dimensiones y alcance de las violaciones de los Derechos Humanos en Venezuela.

Finalmente, la cámara aprobó por unanimidad una moción presentada por Solórzano que solicita a Bachelet visitar el país urgentemente para que pueda constatar la gravedad de la situación y a elaborar un informe que recoja la verdad de las víctimas.

Solidarios con Luis Carlos

Al inicio de la plenaria, la presidenta de la comisión de medios, María Beatriz Martinez, denunció ante la cámara la detención del periodista Luis Carlos Díaz, ocurrida entre la noche del lunes y la madrugada de este martes.

Lee también
Lara fue el segundo estado con mayor cantidad de detenidos en las manifestaciones

Dijo que la persecución contra Díaz y su esposa, la también periodista Naky Soto, forman parte de la estrategia de Maduro para intentar silenciar a la prensa libre.

Abogó por su libertad y la libertad de todos los presos políticos.


Participa en la conversación