Vinculan a gerencia media con venta de módems y equipos de Cantv en Cúcuta

Vinculan a gerencia media con venta de módems y equipos de Cantv en Cúcuta

Carlos Zapata, secretario de Prensa y Propaganda del Sindicato de Trabajadores de la Industria de Telecomunicaciones, señala que solo en el Área Metropolitana de Caracas se reportan más de 4000 averías domésticas mensuales, una cifra que se multiplica conforme arrecia la crisis económica en el país.

Caracas. En una ciudad donde se desarticulan los servicios básicos, las fallas de telefonía fija e internet corroboran un modo de vida restringido que obliga a las familias a ceñirse a lo mínimo. A la falta de aseo, agua, seguridad y electricidad se suman las averías de telecomunicaciones que aíslan a decenas de comunidades en el Área Metropolitana.

A la par de la crisis de transporte —que ha paralizado 80 % de la flota urbana, según el gremio— la intermitencia de las telecomunicaciones supone una de las mayores grietas en una ciudad cuyos habitantes e instituciones resienten el desmantelamiento del sistema de telefonía Cantv.

Carlos Zapata, secretario de Prensa y Propaganda del Sindicato de Trabajadores de la Industria de Telecomunicaciones, señala que solo en el Área Metropolitana de Caracas se reportan más de 4000 averías domésticas mensuales, una cifra que se multiplica conforme arrecia la crisis económica en el país.

A propósito de los reportes de los suscriptores de Cantv, Zapata denuncia un creciente déficit de personal capacitado. En lugar de formar su recurso humano, la estatal de comunicaciones ha contratado personal tercerizado para intentar atender las fallas.

Solo en San Agustín del Sur, el desatino de la estatal de comunicaciones ha dejado a más de 3000 familias sin telefonía fija y servicios asociados, según denuncian técnicos de campo. En ese sector, que abarca comunidades como el Jardín Botánico y La Charneca, la interrupción se remonta a hace seis meses, cuando se hicieron las primeras denuncias.

Una fuente de la compañía —que pidió resguardar su identidad por temor a represalias— enfatizó que no se ha hecho la inversión necesaria para renovar el parque tecnológico en la ciudad y aumentar la oferta de banda ancha. De acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) Venezuela tiene la velocidad más lenta en el acceso a través de banda ancha fija, con un rendimiento de 1,9 Mbps, superado por naciones como Haití y Nicaragua.

Hay mucha corrupción a nivel de gerencia media. Se están llevando los equipos y módems hasta Colombia para venderlos en Cúcuta, en el mercado negro, advierte la fuente. Fronteras adentro, señalan trabajadores de Cantv, reparar una avería doméstica cuesta entre 1 y 5 millones de bolívares. Se trata de un negocio redondo promovido por los propios empleados y que tienta a las familias que demandan soluciones urgentes.

Lee también
Más de 20.000 vecinos de El Paraíso están incomunicados por fallas de Cantv

Hay un juego de poder interno que genera celos y disputa entre los propios trabajadores de Cantv que operan en complicidad. Y esa situación ha provocado señalamientos contra la compañía que le generan más daño, añade.

Sin embargo, la fuente señala que la sustracción de los módems y equipos no guarda relación con los trabajadores de bajo rango, sino con el cuadro medio administrativo, que ha puesto su mano sobre el inventario almacenado en los depósitos de La Yaguara.

Denuncian déficit de personal calificado

En central de Florida, donde hay unas 10.000 líneas registradas, solo 4000 están activas, alertan los trabajadores. Doris Bustamante, vecina de la zona, advierte el robo de cables y la falta de vigilancia. Entre las comunidades más afectadas también destacan Parque Central, La Candelaria, San Martín, El Paraíso, Montalbán, Santa Mónica y El Valle.

José Ramos, un residente de la calle 8 de Los Jardines de El Valle, tiene un año sin telefonía e internet y dice que le cobran por un servicio que no recibe. Señala que su denuncia ha sido respondida con trabas que retratan las dificultades de una compañía que tiene más de 2,4 millones de suscriptores de internet y amasa más de 7 millones de líneas fijas, de acuerdo con cifras oficiales.

Desde finales de diciembre —advierten empleados de la estatal de comunicaciones— se presenta una falla en la Estación Los Caobos, en esa zona homónima, donde se quemaron tres tarjetas electrónicas y más de 1200 familias quedaron incomunicadas. De las 64 centrales que maneja Cantv en Caracas, cuya función es enlazar las llamadas nacionales e internacionales, buena parte de los establecimientos están acechados por delincuentes, denuncian.

Solo en los últimos dos años, expone el sindicato de la empresa, se han realizado alrededor de 600 nuevos ingresos de personal de campo sin preparación, lo cual ha restado capacidad de respuesta.

Quienes se sirven del servicio denuncian la caída de internet, cuyos planes sufrieron un incremento de entre 101 % y 382 % en noviembre de 2017.

A finales de año, Cantv informó que estaban siendo resueltas 18.620 averías que afectaban las telecomunicaciones de comercios, entes gubernamentales, centros educativos y de salud. En esa ocasión más de 313 escuelas y 277 entidades bancarias permanecían afectadas.

La falta de mantenimiento no es solo una tarea por cumplir en el área de telecomunicaciones, también afecta otros servicios básicos como el aseo urbano, cuyos equipos demandan inversión: más del 80 % de los camiones de Supra Caracas, la empresa recolectora de Libertador, están paralizados por repuestos y la compañía ha tenido que recurrir a equipos privados para paliar el problema.

Las fallas se acentúan en la parte telefonía básica. Si falla la telefonía básica, faltan los datos, reitera el secretario de Prensa y Propaganda del Sindicato, Carlos Zapata.

Zapata explica que las fallas en la plataforma del Banco Central de Venezuela no solo obedecen a las interrupciones eléctricas, también tienen que ver con las limitaciones de banda ancha. Es un círculo vicioso que afecta el pago de las nóminas del Estado y limita a los suscriptores al momento de cancelar el servicio en línea.

Las fallas prolongadas no se registran solo en el Distrito Capital, la coyuntura arropa todo el país. En Cagua, estado Aragua, vecinos de las urbanizaciones La Exclusiva, Yarabí y La Segundera cumplieron en enero un año sin internet. Y aunque algunos particulares tomaron iniciativas para contribuir con la reparación, Cantv no aceptó el aporte de privados que pretendían contratar una retroexcavadora para sustituir la fibra óptica robada.

Foto Archivo


Participa en la conversación