Al menos 75% de los comercios en Ciudad Guayana cerraron o migraron al sector informal

sector comercio en Ciudad Guayana

Fedecámaras Bolívar denunció el incremento en más de 500% en el cobro de servicios como Corpoelec e Hidrobolívar. A esto se suman las altas alícuotas municipales que, según los empresarios, interfieren en la recuperación del sector comercio en Ciudad Guayana. La situación se agravó en marzo de 2020 por el confinamiento implementado tras la llegada de la pandemia de COVID-19 al país.

Puerto Ordaz. Miembros de Fedecámaras Bolívar buscan llegar a un entendimiento con autoridades regionales, para permitir la recuperación del sector comercio y productivo. Después de las medidas de confinamiento por la pandemia de COVID-19, en las últimas semanas de flexibilización el sector intenta retomar su dinámica y productividad.

Sin embargo, existen otras medidas que todavía asfixian la actividad comercial en la región. Una de ellas es lo que califican como el cobro excesivo en las facturas de Corpoelec e Hidrobolívar. Esto, conjuntamente con altas alícuotas municipales y la falta de aprobación de créditos, ha llevado a que aproximadamente 50% de los negocios en Bolívar hayan cerrado o pasado a la informalidad.

Catherine Wilson, presidente de la Cámara de Comercio e Industriales de Caroní (Camcaroní), señaló que en el caso de Corpoelec, el incremento en las tarifas supera 500 %. La estatal factura el servicio por capacidad contratada y no por consumo eléctrico.

Wilson puso como ejemplo los hoteles de la zona, que están al 10% de su ocupación, con planes de consumo energético, e igual registran incrementos en sus facturas de hasta 4.500 dólares.

Con Hidrobolívar pasa igual. Su estructura de costos la reflejan por sector comercial A, B, C, y además no hay un plan de inversión. El servicio es deficiente y conlleva a que comercios tengan que contratar cisternas o perforar pozos profundos», detalló Wilson.

De formal a informal

Camilo London, primer vicepresidente de Camcaroní, se refirió a las altas alícuotas municipales que deben pagar. Caroní es uno de los municipios con los impuestos más altos que cancela el sector comercio en Ciudad Guayana, ubicándose en el percentil 90 en el rango de tributos municipales.

«Esto también ha afectado porque son menos las empresas del sector formal, ya que migran hacia al sector informal», lamentó.

El presidente de Fedecámaras Bolívar, Austerio González, indicó que en el municipio Caroní el cierre es de los más notorios. De más de 23.500 comercios asiduos pagadores de patentes, disminuyeron a 7000 mil. Ello da una estimación de entre 70% y 75% de comercios formales cerrados o que migraron a la informalidad. En todo el estado Bolívar, la estimación es de más de 50%.

Si queremos hacer un relanzamiento del sector turismo, hay que ofrecer facilidades. Queremos que adecúen los costos de los servicios, ajustados a la realidad. Los hoteles tratan de hacer un plan de ahorro energético, usan luces led. Pero igual los montos de las facturas siguen creciendo», agregó Gilbert Almarza, presidente de la Cámara de Turismo en Bolívar.

Raúl Gil, segundo vicepresidente de Camcaroní, planteó la necesidad de que se reactive al aprobación de créditos a las pequeñas y medianas empresas, en especial al sector agrícola. Asimismo, el uso de tarjetas de crédito para permitir un mayor consumo de los comercios.

Los miembros de Fedecámaras sostuvieron que no se niegan al pago de impuestos y servicios básicos, pero buscan llegar a un entendimiento para que los cobros de Corpoelec e Hidrobolívar sea por consumo y no una tarida a discreción.

Un nuevo sector

La pandemia y alrededor de siete años de recesión económica en Venezuela llevaron a que negocios tradicionales en el país cerraran sus puertas. Sin embargo, a su vez surgieron otros establecimientos comerciales.

El trabajo realizado por Crónica Uno, en Caracas, destaca que «en cuatro años las franquicias perdieron 7208 locales, según datos de Front Consulting Group reseñados por Producto. En 2016 en el país había 12.476 locales, mientras que al cierre del año pasado había 5268 establecimientos. La caída en el sector ronda 58%».


Participa en la conversación