Según el Programa Mundial de Alimentos, 9,3 millones de venezolanos están en inseguridad alimentaria. El 59 % de los hogares no tiene ingresos suficientes para comprar comida y 65 % no puede adquirir artículos esenciales de higiene, ropa o calzado.

Caracas. La Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN) propuso varias medidas al gobierno de Nicolás Maduro este domingo 22 de marzo. Entre ellas, otorgar una ayuda directa de un millón de bolívares o el equivalente a $15 a las personas que no gozan de trabajo fijo o más vulnerables.

El diputado Alfonso Marquina explicó que se deben aplicar transferencias masivas de recursos directos el equivalente a $15 o un millón de bolívares. «Para ese venezolano que come lo que produce diariamente, a ese que no se le puede pedir que se quede en su casa. Se necesita de la acción de un gobierno que le tienda la mano para que los venezolanos puedan cumplir con aislamiento social», dijo.

Venezuela vive en emergencia humanitaria compleja desde 2015, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas. En febrero de este año una encuesta del Programa Mundial de Alimentos (WFP por sus siglas en inglés) reveló que 9,3 millones de venezolanos están en inseguridad alimentaria. El 59 % de los hogares no tiene ingresos suficientes para comprar comida y 65 % no puede adquirir artículos esenciales de higiene, ropa o calzado.

Otra de las medidas que recomienda el Parlamento es exonerar de impuestos a la industria de alimentos, medicinas e higiene personal en la importación de materias primas e insumos. Hasta junio las importaciones de este tipo quedaron exoneradas para los productos terminados, la industria nacional no goza de la medida.

Marquina exhortó a las empresas a mantener a sus empleados en nómina y que continúen con los pagos de manera regular como si se respetara la jornada laboral. Además, la AN pide extender los plazos para el pago de impuestos, debido a que este mes se cumple con el Impuesto Sobre La Renta.

Otra de las medidas de la AN es restablecer el crédito bancario «de manera inmediata», que este «se elimine o se relaje». Desde enero de 2019 el gobierno de Nicolás Maduro elevó el encaje legal a 100 %, una de las medidas que según los economistas sumó puntos a la recesión. Según el parlamentario, de esta forma la banca podría restablecer las tarjetas de crédito, uno de los instrumentos que le servirían a la población en medio de la pandemia por COVID-19, que ya deja 70 casos en el país.

El Parlamentó pidió eliminar los «trámites burocráticos» que retrasan la distribución de alimentos, entre ellos, las guías SADA de movilización. Explicaron que de esa forma los camiones que lleven medicinas y artículos de primera necesidad pueden circular de manera rápida.

Marquina recordó que el personal sanitario requiere de combustible, así como quienes trasladan comida. Esta semana Fedenaga advirtió que estados como Zulia llevan siete días sin gasolina. «No es posible que todo el combustible lo estén usando solo las fuerzas de seguridad del Estado. Hoy solo refinamos 44.000 barriles diarios de gasolina de los 1.300.000 que refinábamos anteriormente», dijo.

La comisión refirió que si Venezuela hubiese ahorrado 1 % de la renta petrolera tendría hoy un fondo de $11.000 millones, que pudiera ser destinado a la emergencia por el nuevo coronavirus. «La situación de indefensión es responsabilidad de quien usurpa el poder», subrayó. Esta semana el gobierno de Nicolás Maduro solicitó un financiamiento al FMI por $5000 millones, que esa institución rechazó por el conflicto institucional que atraviesa la nación.

Sobre el gobierno, el diputado indicó que existe uno legítimo que es el que preside Juan Guaidó y uno de usurpación controlado por Nicolás Maduro, sin embargo, refirió que en este momento quien puede tomar estas medidas de manera inmediata es el último, en ese sentido, señaló que lo urgente es atender a la población.


Participa en la conversación