Semanalmente hay de 25 a 30 despidos sin cumplir los debidos procedimientos y contrario a la inamovilidad laboral decretada en marzo por la pandemia, señalaron los trabajadores de la compañía de telecomunicaciones. Desconocen el monto de su seguro HCM y critican que cada vez más clínicas lo rechazan.

Caracas. Cuatro meses es el tiempo que tiene Evidia de Jiménez esperando que Cantv, empresa en la que trabajó por 32 años, le reembolse el dinero que tuvo que pedir prestado para comprarse unos lentes. Ahora ya está jubilada y lamenta que, tras laborar en tantas áreas de la compañía, su sueldo mensual no le alcance para nada.

Su caso no es aislado. Conforme pasan los años y las condiciones laborales de quienes trabajan en la administración pública empeoran, lo hacen también los pocos beneficios que otrora disfrutaban, entre ellos el seguro HCM que, en el caso de la Cantv, es rechazado cada vez por más clínicas privadas.

No existe actualmente un monto específico de la cantidad que cubre la aseguradora, tampoco hay garantía de que las cartas avales que introducen trabajadores activos y jubilados sean aprobadas. Todo es cuestión de suerte. “Es un desorden total”, exclamó Johan Chávez, dirigente sindical.

en Cantv
Foto: Gleybert Asencio

Chávez estuvo en la protesta pacífica hecha por trabajadores y personal jubilado de la compañía en su sede principal, en la avenida Libertador de Caracas. Todos se han visto afectados por el deterioro de la que llegó a ser la principal empresa de telecomunicaciones del país, aunque los ya retirados se llevan la peor parte.

No puede ser que con dos meses de aguinaldo yo me compre dos kilos de carne y me quede ‘limpio”, criticó un señor de 72 años de edad, que no accedió a dar su nombre, con más de 30 años de servicio en Cantv.

Aunado a ello, a varios empleados de la compañía los están forzando a jubilarse. “Se enteran vía correo o cuando van a la sede principal a retirar algún beneficio”, señaló Chávez, quien también advirtió sobre despidos ilegales que se están ejecutando todos los días, incluso por posiciones políticas.

Lee también
En el sector El Guamo de la parroquia La Dolorita llevan cinco años sin líneas Cantv
Foto: Gleybert Asencio

Dijo que semanalmente hay de 25 a 30 despidos sin cumplir los debidos procedimientos y contrario al decreto de inamovilidad laboral de Nicolás Maduro al inicio de la pandemia. “Personal que está en el exterior y no ha podido regresar está siendo despedido”, alertó.

“Prácticamente seguimos como cuando tenían tarifas congeladas”

Desde mediados de junio a la fecha han hecho hasta seis aumentos de tarifas telefónicas y de Internet en Cantv, algo que no compagina ni con un aumento en la calidad del servicio ni con mejoras en las condiciones laborales o mantenimiento de las plataformas.

Johan Chávez expresó que más de 60 % de la clientela se está quedando sin servicio, eso en un contexto en el que los trabajadores no cuentan con equipos para solventar los problemas, ni materiales o incluso medios de transporte. “Nunca hay sistema porque hasta las licencias de software están vencidas”, indicó.

Nos estamos convirtiendo en un vulgar centro de reclamos, no estamos dando servicio ni vendiendo nada, porque no hay cómo hacerlo. Los clientes hacen colas larguísimas en la oficina comercial reclamando fallas y averías”, agregó el líder sindical de Cantv.

en Cantv
Foto: Gleybert Asencio

A pesar de ello, la empresa estatizada en 2007 por el entonces presidente Hugo Chávez pasó a ser patrocinante de la selección venezolana de fútbol y de ligas deportivas como la Superliga de Baloncesto, algo que contrasta con los problemas de caja con los que se excusa la compañía al ser cuestionada puertas adentro por los trabajadores.

Se calcula que en Cantv hay entre 12.000 y 14.000 empleados en el territorio nacional y 4000 de ellos en las diferentes sedes y oficinas comerciales de Caracas. Los trabajadores activos señalaron que por utilidades (dos meses) recibieron entre 30 y 40 dólares, monto muy inferior al de la canasta básica.

En el transcurso de este jueves 19, la empresa les depositó a los jubilados un bono de 2,1 millones de bolívares (menos de tres dólares al tipo de cambio paralelo del día). Tras la protesta, los voceros de jubilados y sobrevivientes de Cantv esperaban reunirse con el vicepresidente Jesús Aldana para exponer los casos.

Lee también
Trabajadores de la industria cementera exigen aumento salarial y respeto a la estabilidad laboral

Participa en la conversación