Caída del consumo en Maracaibo es de 70 % en medio de una economía dolarizada

consumo en Maracaibo

La caída del consumo y el nulo acceso a créditos bancarios han impactado de forma negativa en los comercios marabinos. 69,1 % de los empresarios del municipio Maracaibo son pesimistas respecto al rumbo de la economía nacional y 54,3 % pronostica una situación perjudicial para el sector.

Maracaibo. La Cámara de Comercio de Maracaibo (CCM) reveló en su informe de actividades de julio 2019 que el consumo de los marabinos cayó en 70 % y estimó que 95 % de la economía de la ciudad “es operada con la tasa de cambio no oficial”. informó su presidente, Ezio Angelini Luengo.

El documento hace referencias a resultados obtenidos en la Encuesta de Coyuntura Económica del segundo trimestre (abril, mayo y junio) de este año, elaborado por la Unidad de Información y Estadística de la CCM. En el mismo, exponen que las ventas de los comercios cayeron 64,2 % y que en 71,6 % de los negocios encuestados “se reportó un aumento generalizado de los costos de mercancías” como consecuencia de -asegura la Cámara- “la caída brutal en el consumo” de la economía marabina.

Según datos publicados por el Banco Central de Venezuela (BCV), tan solo en el tercer trimestre de 2018 el consumo final privado se contrajo 24 %, mientras que de 2014 a 2018 la caída fue de 50 %. Este fenómeno, sumado a la breve estabilidad del dólar paralelo y la aplicación del encaje legal, ha propiciado la desaceleración del indice de inflación de los últimos meses, según la Asamblea Nacional (AN).

A su vez, La Cámara de Comercio de Maracaibo señaló que las transacciones económicas en la entidad zuliana son realizadas en monedas extranjeras debido al proceso hiperinflacionario que afecta a la Nación, siendo el dólar, el euro y el peso colombiano las divisas más utilizadas.

Lee también
“Con tortas, costura y limpieza no vamos a salir de la pobreza”

Así mismo, 45,7 % de las inversiones en Maracaibo tuvieron una disminución; 50,6 % de las empresas de la ciudad utilizan su propio flujo de caja como fuente de financiación y 76,5 % no realizó importaciones durante el segundo trimestre.

La caída de la actividad económica en la capital zuliana -aunado a la disminución del consumo y el poder de compra de la moneda venezolana- ha dado pie a que se proliferen los viajes de marabinos hasta la frontera con Colombia para comprar artículos de primera necesidad con remesas que reciben de sus familiares que viven en el exterior.

La Cámara de Comercio señaló que quienes viajan hasta los poblados colombianos de Maicao y Ríohacha para abastecerse, lo hacen debido al alto costo de las mercancías en Maracaibo y el bajo poder adquisitivo de los ciudadanos. La Unidad de Información y Estadística de la CCM ubicó el costo de la Canasta Alimentaria Normativa (CAN) de junio en Bs. 3.351.494, más de 300.000 bolívares de aumento respecto a mayo.

El Índice de Precios al Consumidor elaborado por la CCM, por su parte, cerró en 10,12 % en el mes de junio; mientras que la inflación acumulada de los primeros seis meses del año fue de 866,77 %, según la Unidad de Información y Estadística.

Políticas públicas y exigencias a las autoridades

La CCM reiteró su rechazo al incremento de los montos mínimos para la constitución de sociedades mercantiles, realizado por el Servicio Autónomo de Registros y Notarías (Saren) el 3 de julio, e instaron a las autoridades a “suspender dicha medida”. La Cámara manifestó que “el Ejecutivo debe hacer una reflexión sobre lo que se ha hecho o se quiere hacer” en materia tributaria, bancaria y legal en el país.

Lee también
Presupuesto para elaborar 50 hallacas sencillas pasó de 1,74 a 17,59 millones de bolívares en diez meses

De igual forma, exigieron la mejora “en el corto plazo” de los servicios públicos “fundamentales para la producción y el trabajo” como suministro de electricidad, transporte público, agua, gas, telefonía, internet y abastecimiento de gasolina. Invitaron a “disminuir el encaje legal bancario actual” para que puedan ser reactivados los créditos bancarios a las industrias y comercios y así “mejorar el flujo de caja y adquirir insumos”.


Participa en la conversación