Comerciantes y vecinos rechazan vandalismo y saqueos en negocios de La Vega y Antímano

Vecinos y comerciantes de La Vega y Antímano, dos parroquias del oeste capitalino que fueron víctimas de saqueos y destrozos, aseguran que los actos perpetrados en locales no se produjeron por hambre sino por vandalismo. Piden la presencia policial porque en las comunidades se rumorea que los intentos de saqueo continuarán los próximos días.

Caracas. “Vándalos” ,“delincuentes”, “saqueadores”, “chamitos malandros” fueron los calificativos que usaron los vecinos y comerciantes de La Vega y Antímano, que se vieron afectados con saqueoa sus negocios desde la tarde de este miércoles 23 de enero y madrugada de este martes. No comprenden por qué se han cometido estos hechos contra personas que forman parte de las mismas comunidades.

Luego de consultar a los vecinos durante un recorrido de Crónica.Uno por las dos parroquias, se corroboró que el sentir general es que están convencidos de que el saqueo no es una forma de protesta popular, que los protagonistas de esas acciones buscaron licorerías, mercerías, centros de salud, farmacias; y que la ausencia policial propició el daño contra la propiedad privada.

En la parte alta de La Vega, en Los Canjilones, la bodega Inversiones El Llanerito se salvó del saqueo porque la comunidad lo defendió. Pedro Velásquez, vecino del sector, contó que aproximadamente unos 30 jóvenes —en edades comprendidas entre 20 a 25 años— y habitantes de otra zona, intentaron saquear el negocio, pero ellos lo evitaron.

Hay descontento, pero el vandalismo no es una forma de resolver los problemas y le dijimos al comerciante que lo defendimos, que ajuste los precios para que no tuerza el brazo de los vecinos«, dijo Velásquez.

Los vecinos defendieron la bodega donde compran sus alimentos todos los días.

Domingo Díaz, dueño del negocio Inversiones Llanerito, dijo que en la comunidad reina la zozobra porque hay rumores de que continuarán los intentos de saqueo de comercios en La Vega, por lo que  hizo el llamado a cuerpos policiales para que no dejen solos a los vecinos, que hagan recorridos para evitar el vandalismo. Agradeció el apoyo recibido por los vecinos al momento de producirse el intento de saqueo. Dijo que reforzará las puertas y cambiará los candados. 

Peor suerte tuvo el Día Día de La Vega, ubicado en la subida Perro Seco. Este miércoles 23 de enero, a eso de las 5 de la tarde, una turba de gente de la misma parroquia violentó las puertas y se llevó todo. El saqueo duró 45 minutos. Los vecinos pasaban por el negocio y criticaban esa acción que «no aporta nada a la lucha por la libertad, eso es violencia», dijo Mary Nuñez, vecina de la parroquia.

Lee también
Vías de Caracas se inundan, los árboles se caen y zonas de alto riesgo piden atención durante el período de lluvia
En el Día a Día de La Vega no permitieron el acceso a la prensa porque esperaban a los funcionarios del Cicpc

Algunos negocios del Centro Comercial Colonial LV, ubicado en la entrada de La Vega, fueron objeto de vandalismo. En Fácil Salud, un laboratorio clínico, dañaron los vidrios pero no se llevaron nada. En el primer piso destruyeron una venta de dulces. Algunas personas comentaron que además de ese problema, los comerciantes no tienen líneas telefónicas ni internet porque hace unos días la Policía Nacional Bolivariana quemó una tanquilla donde está el cableado.

María Rivas, propietaria de la mercería Chuladas Creativas ubicada en el segundo piso del referido establecimiento, no fue a trabajar el día del saqueo. Los daños a su negocio y sustracción de la mercancía ocurrieron a las 6:00 de la tarde.

Me avisaron por la noche, los vecinos me ayudaron a recuperar unas cosas. Eso fue vandalismo y no es la forma, tiene que haber un cambio en la mentalidad de los jóvenes«.

María Rivas montó su negocio con tanto sacrificio y ahora quedó en la calle.

Este jueves los vecinos limpiaban los negocios y sacaban sus mercancías para resguardarlas porque hay rumores de nuevos intentos de saqueo. Otro afectado es el contador y abogado Alejandro Moronta, a quien le quitaron 2 computadoras, 2 laptops, 2 teléfonos androides, 1 rebanadora, 1 peso de charcutería y 5000 bolívares en efectivo. También dañaron las cámaras de seguridad del local.

Hay incertidumbre, se escuchan rumores de que la gente se quiere volver a meter. Esto es vandalismo, no es hambre. Hay tensión en la calle«.

Los comerciantes afectados tendrán que invertir en el arreglo de sus locales.

Los vecinos aseguran que durante los actos de vandalismo hubo heridos de bala y fallecidos, sin embargo, la información no fue confirmada por algún familiar de las supuestas víctimas.

Los vecinos de La Vega murmuraban acerca del exceso policial que hubo luego de los saqueos en la zona.

Lee también
Vías de Caracas se inundan, los árboles se caen y zonas de alto riesgo piden atención durante el período de lluvia

Desvelados y angustiados por la violencia

Al igual que en La Vega, en las barriadas y el casco de Antímano se vivieron horas de tensión durante los actos delictivos que ocurrieron al caer la noche. En la parte alta de Carapita, vecinos del sector Las Terrazas reportaron que personas con la cara cubierta por capuchas abrieron la reja de una bodega y se llevaron aceites y chucherías.

Este jueves, los vecinos del sector se encontraron con que no había transporte, por lo que se agrupaban y bajaban a pie hacia la avenida Intercomunal. Al llegar a la vía principal se daban cuenta de que no eran ciertos los rumores que circularon toda noche: agradecieron que los comercios no fueran arrasados. No están de acuerdo con hechos que atenten contra los bienes ajenos.

En la licorería de Antímano aún no han calculado los daños causados durante el saqueo. Sus propietarios no abrirán hasta que reparen la pared violentada.

Los vándalos ingresaron a la licorería en Antímano por un boquete que abrieron en la pared

En la Farmacia Madre Cabrini, ubicada en el bulevar, no se consumó el saqueo porque la Guardia Nacional Bolivariana llegó a tiempo. Según las versiones vecinales, cuando se encontraban tres jóvenes dentro del establecimiento llegaron los policías, los primeros en salir se llevaron chocolates y chucherías.

Los policías que custodiaban la entrada de la farmacia dijeron que los encargados no podían declarar a la prensa porque apenas el Cicpc comenzaba la investigación.

A eso de las 10 de la noche, sujetos intentaron saquear la Charcutería de María Villalba, ubicada cerca del Registro Civil de Antímano. No pudieron entrar porque la Policía Nacional Bolivariana llegó cuando intentaban dañar la puerta. Este jueves, la dueña del negocio reforzaba la entrada, tuvo que gastar 50.000 bolívares soberanos en materiales, aún no sabe cuánto le costará la mano de obra.

Lee también
Vías de Caracas se inundan, los árboles se caen y zonas de alto riesgo piden atención durante el período de lluvia
Este local se salvó de la arremetida vandálica porque los funcionarios policiales llegaron a tiempo.

Fotos: Luis Morillo @luizmorillo15


Participa en la conversación