Icono del sitio Crónica Uno

Comisión Delegada de la AN 2016-2021 desconocerá nuevo CNE pero se abre a “proceso que lleve a ruta electoral”

Comisión Delegada de la Asamblea Nacional 2016-2021

Foto archivo cortesía Prensa Presidencia Interina

Los diputados opositores electos para el período 2016-2021 pidieron a la comunidad internacional mantener su posición sobre la invalidez de los procesos electorales en Venezuela que no emanen de autoridades legítimas.

Caracas. La Comisión Delegada de la Asamblea Nacional 2016-2021 —instalada tras la reforma del Estatuto para la Transición— aprobó este martes en sesión virtual un acuerdo que se adelanta a la ya anunciada designación de los rectores del nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) e informó que desconocerá su autoridad.

“El único ente que puede designar al CNE es la legítima Asamblea Nacional”, dice el acuerdo y, en consecuencia, los diputados de los partidos que integran la Delegada decidieron “desconocer la autoridad de un supuesto Consejo Nacional Electoral designado por la espuria Asamblea Nacional, constituida a partir de las elecciones fraudulentas del 6 de diciembre de 2020”.

Sin embargo, la instancia que preside Juan Guaidó no cerró la puerta a una eventual negociación, como tampoco lo hicieron el pasado 26 de abril los 40 partidos políticos integrantes de la Plataforma Unitaria a través de un comunicado público en el que dijeron estar ganados a adelantar una “negociación seria” que lleve a “acuerdos integrales” para trazar una ruta electoral.

El mismo planteamiento fue expresado por la Comisión Delegada en los siguientes términos: “Se acuerda reiterar la disposición de las fuerzas democráticas representadas en la legítima Asamblea Nacional para avanzar en un proceso que permita lograr una ruta electoral confiable”.

Además, llaman a los Estados democráticos y organismos internacionales a “mantener su posición sobre la invalidez de los procesos electorales convocados en Venezuela por un CNE designado inconstitucionalmente” y a que “continúen apoyando la búsqueda de una salida negociada, pacífica y democrática a la crisis venezolana”.

Las garantías electorales

Los diputados electos para el período 2016-2021 que integran la instancia parlamentaria también ratificaron su “compromiso con la recuperación de la institucionalidad democrática y restablecimiento de garantías plenas reales para que todos los venezolanos puedan decidir libremente a través del mejor mecanismo de la democracia como es el voto; participando en elecciones justas, competitivas y verificables”.

Esas garantías electorales, enfatiza el acuerdo aprobado, son:

Las intervenciones

La Delegada se reunió de manera virtual y en este punto intervinieron Carlos Berrizbeitia por Proyecto Venezuela, Ángel Caridad por Un Nuevo Tiempo, Freddy Guevara por Voluntad Popular y Juan Pablo Guanipa por Primero Justicia.

Berrizbeitia sostuvo que quienes resulten designados por la Asamblea Nacional instalada el pasado 5 de enero, y que preside Jorge Rodríguez (PSUV), serán “rectores elegidos por Miraflores para ir a un proceso que le dé ventaja al régimen y a su partido”. Llamó a sus colegas “a ser coherentes” porque, a su juicio, hoy hay menos condiciones que hace tres meses, con un CNE electo por una Asamblea ilegítima: “Participar en un proceso electoral en esas condiciones es afianzar al régimen”.

Caridad resaltó la confianza de la que gozaban los rectores del extinto Consejo Supremo Electoral y cómo se respetaban los resultados de las votaciones antes de la llegada del chavismo: “Yo soy orgullosamente miembro de un partido participativo como lo es UNT pero no podemos permitir seguir yendo a elecciones sin condiciones mínimas, sin que se respete la voluntad del pueblo”.

Freddy Guevara, por su parte, afirmó que en Venezuela se vota pero no se elige y abogó por un CNE que le dé confianza a todos los venezolanos, con el que todos los actores políticos se sientan representados y esté ajustado a la Constitución: “Es todo lo contrario lo que está por pasar en esa estructura usurpadora que el régimen de Nicolás Maduro quiere crear: un falso CNE. Estamos absolutamente convencidos de que si hay que llegar a cualquier tipo de acuerdo que nos lleve a una solución, lo vamos a hacer. Es lo sensato, lo ético y lo lógico. Pero a lo que no estamos dispuestos es a apoyar un acuerdo para mantener todo igual o que sea simplemente para sobrevivir”.

Guanipa, por su parte, ratificó la disposición de la oposición representada en la Comisión Delegada a “iniciar un proceso de acuerdos integrales producto de una verdadera negociación para tener elecciones libres” y advirtió que un CNE sin equilibrio ni transparencia, “solo refleja que sienten miedo e irrespeto por la ciudadanía que quiere democracia y libertad”.

Otros puntos

La Comisión Delegada también discutió sobre el conflicto armado entre dos facciones del grupo terrorista FARC en el estado Apure que cumplió un mes el pasado 21 de abril. Los enfrentamientos han causado la muerte de un número indeterminado de efectivos de la Fuerza Armada Nacional —el último comunicado del ministro de la Defensa Vladimir Padrino habló de “algunos” efectivos caídos en las últimas horas— y más de 5000 desplazados desde el territorio venezolano hacia Colombia.

Los diputados Freddy Superlano, Luis Lippa y Gaby Arellano condenaron y volvieron a denunciar la supuesta complicidad de Miraflores con uno de los grupos colombianos armados en conflicto. Además, compararon lo que ocurre en esa frontera con la actuación impune de bandas delictivas que a la luz del día en plena capital del país atacan a comisiones policiales y a transeúntes desarmados.

Arellano solicitó a la ONU designar comisionados de paz para que intercedan en Apure: “Padrino López y Nicolás Maduro son responsables de los jóvenes que están cayendo en estos momentos en el estado Apure, en una guerra que no les pertenece. Es mentira que la FAN estén defendiendo la soberanía de grupos insurgentes, es una guerra entre una parte de la FARC contra otra parte de la FARC”.

Los diputados también discutieron la “deplorable situación de los trabajadores en Venezuela” a propósito de celebrarse el próximo primero de mayo el Día del Trabajador. Asimismo, aprobaron un acuerdo de “acción política para proteger el activo ambiental de Venezuela”, que instruye a Guaidó y a los representantes diplomáticos del gobierno interino a participar activamente en las cumbres ambientales y denunciar el ecocidio masivo propiciado por la permisividad y mala gestión ambiental de Nicolás Maduro en la Amazonía venezolana y el Mar Caribe.

Salir de la versión móvil