Icono del sitio Crónica Uno

Continúa incertidumbre sobre quién será el sucesor de García Carneiro como gobernador de La Guaira

Gracía Carneiro

Foto: Cortesía

Aún no se produce la información oficial sobre el sustituto del fallecido gobernador Jorge Luis García Carneiro. El artículo 52 de la Constitución regional establece que el cargo debería ser asumido por el secretario general de Gobierno, José Manuel Suárez Maldonado, hasta que el 21 de noviembre se realicen las elecciones de gobernadores y alcaldes. Se mencionan como posibles sucesores a Indira Alfonzo, Nicolás Maduro Guerra y hasta a la esposa de García Carneiro, María del Valle.

La Guaira. Tras más de 60 horas de la muerte del gobernador de La Guaira, Jorge Luis García Carneiro, persiste la incertidumbre sobre  quién será su sucesor. 

Al tiempo que reina el hermetismo entre los dirigentes locales del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, las redes sociales oficialistas solo muestran imágenes y proclamas luctuosas en torno a los actos fúnebres de quien consideraban “el mejor gobernador de Venezuela”.

Si bien el artículo 52 de la Constitución regional establece que si la falta absoluta del mandatario local ocurre en el último año de su período el cargo debe ser asumido por el secretario general de Gobierno (en este caso José Manuel Suárez Maldonado), en las filas del PSUV-La Guaira se debaten otras opciones diferentes al mencionado coronel retirado del Ejército y quien fue uno de los colaboradores más fieles de García Carneiro.

García Carneiro realizó su última actividad el 21 de mayo en Caruao. Foto: Cortesía

Suárez, presidente también del Instituto de Infraestructura, acompañó al fallecido gobernador en su última actividad pública, cuando el pasado viernes 21 de mayo se organizó una jornada médico asistencial en el ambulatorio de Caruao. 

En esa población del extremo este del Litoral Central, García Carneiro disfrutó con sus propias manos de un toque de tambor, mientras entregó combos proteicos para compensar la ausencia de luz eléctrica que sufrieron los pobladores entre el 12 y 16 de mayo. Allí, Suárez recogió las quejas y prometió soluciones para otras problemáticas.

Un día después, luego del deceso del general en jefe y exministro de la Defensa del presidente Hugo Chávez, escribió en su cuenta de Instagram @suarezelbuenagente: “Deseaba que todo fuese una pesadilla, pero es la cruda realidad. Mi general ya no está con nosotros físicamente. Su legado, sus enseñanzas, su ejemplo y amor patrio, serán la llama que mantendremos encendida por siempre en La Guaira. Hasta pronto padre mío, Dios lo tenga en su santa gloria”. 

Sin embargo, en los círculos del PSUV en la región se comenta extraoficialmente que se han manejado los nombres de la expresidente del Consejo Nacional Electoral Indira Alfonzo, del diputado Nicolás Maduro Guerra y hasta de la primera dama regional, María del Valle García, para ocupar el cargo hasta la celebración de las elecciones de gobernadores y alcaldes del próximo 21 de noviembre. 

Esas opciones contravienen el aludido artículo 52 de la Constitución de 2019, cuando García Carneiro justificó el cambio de nombre del estado Vargas a La Guaira, lo que fue cuestionado por académicos y fuerzas vivas locales que consideraron la decisión no solo ilegal, porque no fue avalada en un referendo, sino que también representaba una afrenta contra el primer presidente civil republicano de Venezuela, el médico guaireño José María Vargas.

El extracto final de dicho artículo 52 reza lo siguiente: “(…) si la falta absoluta de la gobernadora o gobernador se produjese en el transcurso del último año del período constitucional, asumirá la Gobernación la secretaria general de Gobierno o el secretario general de Gobierno”.

El salitre de las expectativas populares

En las calles de la región, en medio de las dificultades cotidianas para acceder a alimentos, agua potable, gas doméstico y transporte público, la gente se pregunta, entre susurros, quién será el nuevo gobernador.

Algunos se atreven a adelantar sus pocas esperanzas de cambios sociales. “Carneiro hizo por donde pasa la reina y el que venga, que otra vez no será de aquí de Vargas, hará lo que a sus amigos les convenga”, opinó Ildefonso Álvarez, maestro jubilado que esperaba un bus en La Guaira colonial, donde no llega el agua por tuberías desde principios de este año.

Otros reconocen obras como el estadio de béisbol en Macuto (cuya inversión mayoritaria es del gobierno nacional), los dos terminales terrestres de Catia La Mar y La Guaira, además de los cinco elevados viales, distribuidos en el oeste y el centro de la entidad federal. 

Pero también le critican que no se construyó un nuevo hospital, que los sueldos de los empleados públicos en la región no permiten enfrentar la hiperinflación y que no se adelantaron los trabajos del embalse de Puerto Maya (en el extremo oeste, límite con el estado Aragua) para almacenar agua en tiempos de lluvia.

El gobernador que venga debe convencer a Maduro de que hay que vacunar contra la COVID-19 a los médicos, a los maestros y a los viejitos”, opinó Elia Mayoral, cansada de esperar una unidad dentro del terminal de La Guaira para trasladarse hasta su casa en Todasana, parroquia Caruao del Litoral Central.

 

Salir de la versión móvil